Esta es la nueva mascarilla eléctrica que mata al coronavirus

0
17
mascarilla electrica mata coronavirus

Será capaz de eliminar las partículas de Covid-19 que hay en el aire

Esta semana, el Instituto de Tecnología de Massachusetts presentó una nueva mascarilla eléctrica que es capaz de matar las partículas del Covid-19. Algo totalmente innovador, que puede llegar a ser una gran medida preventiva contra el coronavirus en lugares donde exista un alto riesgo de exposición viral, como los entornos hospitalarios.

¿Cómo funciona la mascarilla eléctrica?

La mascarilla deja pasar el aire a través de una malla de cobre que se calienta a 90 grados. La parte del metal que adquiere la temperatura, está completamente rodeada de neopreno aislante para que pueda usarse de forma segura. Otra de las ventajas en comparación con las mascarillas que se encuentran actualmente en el mercado, es que no es necesario desinfectarlas ni tirarlas.

Samuel Faucher, uno de los investigadores de la mascarilla eléctrica, explicó el funcionamiento de las mascarillas eléctricas que hay actualmente a la venta, expresando que todas funcionan igual: filtran partículas por carga eléctrica o por tamaño. Algo que en teoría no bloquea el virus, pero ofrece una forma de ralentizarlo y desactivarlo.

mascarrilla electrica opinion

Los investigadores ya solicitaron una patente sobre el diseño de esta nueva mascarilla y están llevando a cabo el primer prototipo para comenzar a probarlo lo antes posible.

Este fue el desarrollo de la investigación

Durante el proceso de investigación, los expertos desarrollaron una serie de modelos matemáticos para encontrar la temperatura ideal que tenía que alcanzar la malla para neutralizar a las partículas del virus. La conclusión fue que 90 grados era lo más optimo para reducir la concentración del coronavirus en el aire.

Por otro lado, la malla está hecha de alambre de cobre de 0,1 mm de espesor y la mascarilla funciona con baterías o pilas, de modo que una corriente eléctrica pasa a través de la malla.

Para mejorar su efectividad, los expertos lo pensaron como un “reactor de flujo inverso”, de modo que al aspirar y exhalar aire, produzca un flujo a través de la malla invertido. El aire entra y sale de la malla por los lados cerca de las orejas.

Otro de los puntos a favor, es que la mascarilla eléctrica se adapta con precisión a la forma del rostro y permite respirar aire limpio, porque las partículas del Covid-19 mueren al contacto con la malla. Por supuesto, el aire que respira también es limpio, por lo que puede resultar una buena solución tecnológica para mantener a salvo nuestra salud y la de las personas que nos rodean.

Ahora están enfocados en desarrollar el primer prototipo para poder realizar las pruebas pertinentes. Si finalmente sale al mercado, es probable que sea mucho más cara que las mascarillas que hay actualmente en el mercado, como las mascarillas quirúrgicas o FPP2.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here