Sergio Ramos podría retirarse de forma inminente y prematura

| |

La trayectoria de Sergio Ramos al París Saint-Germain está siendo muy decepcionante. Agotado su contrato en el Real Madrid, el central llegó al equipo francés como fichaje estrella. Normal, teniendo en cuenta que uno de los hombres más importantes en la historia de la Liga de Campeones se embarcaba en un equipo obsesionado con ganar su primera orejuda. Pero hasta ahora, los continuos problemas físicos le han mantenido alejado de los terrenos de juego casi siempre, y podrían provocar que Sergio Ramos tuviera que retirarse de forma inminente y prematura.

Así lo ha explicado en el diario francés Le Parisien el ex médico de la selección francesa Jean-Marcel Ferret. Ferret atribuye las lesiones del andaluz a un «debilitamiento de sus gemelos», que estarían causados ​​por un «envejecimiento del músculo» y por los «golpes recibidos durante toda su carrera». Ferret asegura también que es una lesión muy molesta «porque nunca se puede predecir su evolución».

Sergio Ramos se perdió el final de la última temporada en el Real Madrid debido a unos problemas en su pierna izquierda. Y ahora tiene a la derecha. En este sentido, Ferret ha explicado que, al haber centrado su rehabilitación el pasado año en el gemelo izquierdo, fortaleciendo la zona muscular en cuestión, esto habría podido debilitado la otra pierna. Además, recordó que los tejidos poco a poco pierden la flexibilidad, lo que hace que se vuelvan más frágiles.

En términos deportivos, Ferret cree que es prácticamente imposible que Sergio Ramos llegue sano y salvo a la ida de los octavos de final de la Champions precisamente contra el Real Madrid, el próximo 15 de febrero. Sin embargo, aún no descarta que pueda estar a la vuelta, el día 9 de marzo y al sede Santiago Bernabeu.

Esta temporada Sergio Ramos ha disputado sólo cinco partidos. Al firmar por el París Saint-Germain arrastraba la irritación del tendón que había hecho que el de Camas no estuviera disponible para la Eurocopa de ese mismo verano. Había jugado a principios de mayo su último partido con el Real Madrid y, a causa de una recaída, no debutó en el equipo de Mauricio Pochettino hasta finales de noviembre. Seis meses después de esa derrota de los de Zinedine Zidane en Stamford Bridge.

Previous

Diseñan una copia «casi exacta» de la vacuna de Moderna contra el Covid-19

El Barça afronta un posible nuevo ‘caso Dembélé’

Next

Deja un comentario