Polémica por el despido de 40 trabajadores del último hotel de Messi

| |

Lionel Messi es algo más que un futbolista. Por eso, en los últimos años ha adquirido varios hoteles. Tiene en Sitges, en Ibiza, en Mallorca, en Baqueira… lo último que ha comprado, a finales del año 2021, se sitúa en el municipio de San Roque, en Cádiz. Y allí ha explotado una polémica en clave de, a palabras del alcalde del pueblo, «derechos laborales». Porque resulta que el pasado mes de diciembre, se despidieron a los 40 trabajadores que tenían un contrato fijo discontinuo.

Tal y como informa el Diario de Jerez, el propio alcalde, el socialista Juan Carlos Ruiz-Boixha pedido a la cadena hotelera que «respete los derechos laborales» de los profesionales, expresando reconoce que quiere ponerse en contacto para gestionar su recuperación de los puestos de trabajo. Además, el político recalca que “reivindico, solicito, pido, e incluso oraría, que recuperen el trabajo. Queremos iniciar una relación fructífera entre ambas partes”.

Además, según ha declarado en el medio Europa Sur, «no permitiremos que la primera decisión sea el despido de grandes profesionales, hombres y mujeres que tienen el apoyo de este alcalde y que deben ser incorporados a sus puestos de trabajo», aseguró Ruiz Boix en declaraciones a ‘Europa Sud’.

El hotel se ubica, concretamente, en la zona del litoral gaditano del Puerto Deportivo de Sotogrande. Es un hotel de lujo: tiene 45 habitaciones con estilo loft, y con unas vistas al mar Mediterráneo. Tiene dos restaurantes con terraza, y un spa. El futbolista del París Saint-Germain adquirió el establecimiento por la cadena con la que colabora, Magestic Hotels Group. Y lo compró en MiM Hoteles. Una cadena de la que su propietario en Sitges estafó hace cuatro años al propio ex futbolista del Fútbol Club Barcelona.

Corría en el 2017, cuando el argentino, entonces en las filas del Barça, fue estafado por el propietario del establecimiento en ese momento, Francisco Sánchez Rodríguez. Sánchez Rodríguez fue notificado por el ayuntamiento de la ciudad catalana que el edificio debía ser derribado y que, de hecho, ya existía una orden judicial de demolición.

Pero Sánchez Rodríguez ocultó la verdad y terminó estafando al futbolista 30 millones de euros al venderle el hotel. Y es que, a pesar de continuar con la actividad, sigue permaneciendo en una condición irregular. Según El Confidencial, medio que compartió esta información, Messiuna vez conocedor del suceso, respondió a todo ello que estaba “sin comentarios”.

Previous

L’enèsim fracàs de Sergio Ramos al PSG

Rusia acusa os EUA de impulsar unha campaña de desinformación a nivel mundial

Next

Deja un comentario