Pepe ‘el destructor’ habría escondido una bala de fuego durante un partido

| |

Destructor, hacha, bestia, antideportivo, salvaje… cualquiera de estos adjetivos sería adecuado para describir el mítico defensa central portugués Képler Laveran Lima Ferreira, mucho más conocido como Pepe. El ex madridista y actual jugador del Oporto ha vuelto a situarse en el centro de la polémica después de haber provocado una tangana que duró hasta cinco minutos y que acabó con varios jugadores expulsados ​​tanto de su equipo como del rival.Sporting de Lisboa. Esto ocurrió al final del partido y Pepe, que fue uno de los que vio la tarjeta roja, se enfrenta a hasta dos años de sanción, ya que dio una patada a un directivo del Sporting, Hugo Viana. Actualmente tiene 39 años, así que esa suspensión podría acabar provocando su retirada.

En cualquier caso, esa información ya había trascendido. Lo conocido durante las últimas horas es que, según el medio deportivo portugués A Bola, Pepe ya habría cometido un acto punible muy grave durante la primera mitad. Unos instantes antes del descanso, ya hubo una tangana considerable entre ambos equipos. Entonces, alguien del público -el partido se estaba jugando en el estadio Do Dragao, Porto- habría lanzado una bala de fuego en el céspedcomo símbolo de amenaza de muerte al conjunto rival. Pepe, al darse cuenta de ello, en vez de denunciarlo al árbitro, habría decidido guardarse la bala y esconderla, siempre según A Bola. De este modo, el central portugués habría querido ocultar unos hechos muy graves por parte de su afición y que de esta forma no perjudicaran al club.

Esta información todavía no se ha confirmado, pero constaría ya en el informe del delegado de la liga portuguesa. Esto podría agravar aún más la sanción a Pepe, que de nuevo vuelve a significarse como uno de los jugadores más antideportivos de la historia del fútbol. Cabe recordar que una de sus acciones más graves, cuando apaleó en el césped Javier Casqueroentonces jugador del Getafe, la liga española sólo le sancionó con diez partidos de suspensión, cuando el mundo del fútbol incluso pedía que fuera expulsado de la competición de por vida.

Previous

El Nápoles activa una táctica para desconcentrar al Barça

Las críticas despiadadas de la prensa francesa contra Messi

Next

Deja un comentario