Mbappé resuelve el tiroteo del PSG en el Madrid con un gol de genio (1-0)

| |

Kylian Mbappé ha resuelto de nuevo un gran partido. ¡Y en qué momento lo ha hecho! El crack francés ha decantado la balanza para el París Saint-Germain contra la muralla defensiva del Real Madrid en la última jugada. Los suyos lo han intentado durante los noventa minutos. Han salido a por el Madrid. Pero unos excelsos David Alaba y Éder Militão lo anulaban todo. Thibaut Courtois ha detenido un penalti a Leo Messi y cuando parecía que los suyos se llevaban un relativamente buen resultado hacia Madrid, los franceses han frotado la lámpara y ha aparecido Mbappé. Estocada importante del francés que puede resolver la eliminatoria.

Mauricio Pochettino tenía la lección aprendida. En los otros dos grandes partidos que ha disputado este año, renunciar a la pelota le había comportado ser dominado por el Manchester City de Guardiola. Por tanto, hoy ha ordenado a Marco Verratti, Danilo Pereira y Leandro Paredes que dominaran el esférico. Mención especial en el trabajo en la presión después de las pérdidas especialmente deÁngel di María. El PSG ha perdido muchas, pero también ha recuperado muchas en ataque gracias al ex futbolista del Madrid.

Los franceses han acribillado a ocasiones a los blancos. Pero no podían contra la muralla de los hombres de Carlo Ancelotti. Estos, inéditos en ataque, sacaron todas las aguas en defensa. Y eso tiene mucho mérito cuando uno se enfrenta al equipo con mayor potencial ofensivo de todos. En la primera parte los locales han inquietado a Thibaut Courtois gracias a una buena rotura de Kylian Mbappé a Dani Carvajal, que sirvió un buen balón a un di María que lo tiró incomprensiblemente a las nubes. Mbappé también ha protagonizado un mano a mano con el guardameta belga al que Carvajal, con una presión agresiva, ha sido decisivo. Más allá de eso, unos grandes David Alaba y Éder Militão se han impuesto.

El partido se ha roto definitivamente cuando el Madrid ha intentado ir a por éste. La lluvia y la locura han sacado una ligera previsibilidad del encuentro, convirtiéndolo en una caja de sorpresas. En una de ellas, el genio Mbappé ha provocado un penalti después de volver a superar Carvajal. Messi, hoy bastante gris, le ha lanzado y le ha fallado en manos de un Courtois inmenso. Instantes después ha ingresado Neymar para aprovechar la inercia parisina. Pero no fue capaz de hacerlo. Ni siquiera ha podido aprovechar una gran pero comprometida pasada de su amigo Messi.

Al otro lado, el Madrid no se asomaba. Luka Modric y Toni Kroos han sido irreconocibles, al jugar en un equipo defensivo. Benzema no ha tenido oportunidades para lucirse. Parecía que los blancos lo confiaran todo en el poder imperial que tiene el Santiago Bernabeu en los estribillos de las eliminatorias de Champions. Pero Mbappé no se rendía. Cuando todo estaba frío y vendido, el francés le ha dado más motivos a Florentino Pérez para ficharle. Mbappé no sólo es muy bueno. Además define partidos. En un regate de fútbol sala, se ha desembarazado de dos defensas blancos y ha batido, por fin, a Courtois con un tiro cruzado. El Madrid ha probado su propia medicina y ha probado las mieles de su futuro futbolista franquicia.

El PSG ha ganado el primer gran partido de la temporada y lo ha hecho en la noche escogida. Lo ha hecho contra uno de los ogros de la competición. El PSG defenderá un resultado inmenso en el Bernabeu y seguramente lo hará saliendo al ataque. Además, por delante no tendrán a los sancionados por haber visto la tercera amarilla de la competición Casemiro y Ferland Mendy. Y esto es mucho decir. Por suerte del Madrid, ya no existe la regla del valor añadido del gol fuera de casa. Pochettino ha entrado en razón y podría sacarse un gran peso de encima el próximo mes de marzo en la capital española. El PSG toma una ventaja corta pero inmensa a la vez de cara a la vuelta al Santiago Bernabeu.

Previous

Discurso ejemplar de Xavi sobre el VAR y las normas absurdas del fútbol

El madridisme assenyala quatre jugadors després de la derrota a París

Next

Deja un comentario