Mapi León y Misa cierran la polémica postclásico

| |

El partido entre el Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid femeninos de la semana pasada, disputado en Camp Nou y con una victoria local por 5-2, dio mucho de qué hablar. Primero, por récord estratosférico que se batió en términos de asistencia en el estadio. Nunca ningún partido de fútbol femenino había recogido a tanta gente. Segundo, por elexhibición azulgranaque ha clasificado las de Jonatán Giráldez por las semifinales de la UEFA Women’s Champions League. Y, tercero, por el polémico gesto que hizo la defensa azulgrana Mapi León en la portera madridista, Misa, después del encuentro. Ahora, en la concentración de la selección española, ambas se han reencontrado y, por lo visto en las redes sociales, reina la armonía.

Mapi León y Misa terminan con la polémica

El polémico gesto, mostrado al final de este artículo, generó una oleada de indignación entre el madridismo en las redes sociales. Muchos aficionados y muchas aficionadas del Real Madrid rechazaron y condenaron ferozmente a la jugadora azulgrana. Y esto hizo que la autora del vídeo, Hermoso, tuviera que salir al paso. A pesar de las citadas críticas, con las imágenes que ha compartido la selección española de fútbol femenino todo ha quedado en una anécdota y no en un conflicto, como se ve a ambas jugadoras bromeando y sonriendo. Si bien no fue un gesto deportivo de Mapi León, Misa ha demostrado que no es tan grave como algunos le habían pintado.

¿Qué ocurrió exactamente?

Mapi León abrió la lata de las suyas con un golazo no premeditado. Es decir, la aragonesa lanzó, desde la banda derecha, un centro que se convirtió en centro-chut. Tenía intención de centrar un balón que finalmente se coló en la portería madridista. La portera, Misa, no se lo esperaba y podría haber hecho algo más. Por cosas del destino, las pruebas de antidopaje posteriores al partido reunieron a las dos protagonistas en la misma sala, junto a la también azulgrana Irene Paredes. Y ahí se dio la imagen en cuestión.

Mientras las tres esperaban a que los resultados, las jugadoras azulgranas estaban, por motivos obvios, eufóricas. Celebraban un histórico triunfo sucedido en un escenario de ensueño. Y lo hacían ante la cara de circunstancias de Misa, derrotada minutos antes en el césped. Todo esto lo captó la delantera del Barça Jennifer Hermoso, irrumpiendo en la sala con su móvil. Lo que Mapi León desconocía es que no grababa un vídeo normal y corriente, sino que Hermoso estaba haciendo un directo de Instagram. Probablemente por eso, Mapi León, en el estado de euforia mencionado, perdió la compostura y de repente, señalando Misa, hizo un gesto simulando que comía. Es decir, la azulgrana se burló de la actuación de Misa en su gol, recordando que se lo había tragado.

Previous

La guerra en Ucrania, en vivo, este 4 de abril

Dembélé ha mejorado su actitud con la llegada de Xavi

Next

Deja un comentario