Manchester City-Madrid: crónica y resultado

| |

El Manchester City de Pep Guardiola ha perdonado la vida en el Real Madrid en la ida de las semifinales de la UEFA Champions League. El equipo inglés ha dominado a los blancos de pies a cabeza, con un inicio de partido fulgurante -dos goles, de Kevin de Bruyne y Gabriel Jesúsen diez minutos-, pero no ha sabido trasladar el dominio al marcador, y visitará al Santiago Bernabéu la próxima semana con un margen favorable pero peligroso. Phil Foden y Bernardo Silva han convertido a los otros dos goles citizens, mientras que Karim Benzemapor partida doble, y Viniciushan mantenido a los blancos siempre en la eliminatoria (4-3).

Inicio fulgurante del Manchester City de Pep Guardiola

¡Qué inicio! ¡Viva Pep Guardiola! El City se adelantó prácticamente en la primera jugada. Los locales salieron en tromba y, en una jugada astronómica por el margen derecho del ataque, Riyad Mahrez ha regateado a medio equipo rival, bastante pasivo, y ha puesto un centro delicioso porque Kevin de Bruyne rematara casi a placer, de cabeza, y batiera Thibaut Courtois. La primera vez ha hecho crecer a los sky blues. Han presionado aún más a un Madrid amarillo. Un Madrid que no sabía qué hacer. No sabía si defender cómo hizo en París y en Londres. Atacar era imposible. El City lo evaporaba todo.

Kevin de Bruyne y Phil Foden celebran el primer tanto del Manchester City |  UEFA
Kevin de Bruyne y Phil Foden celebran el primer tanto del Manchester City | UEFA

Y en una de estas, ha dado la segunda estocada. El Madrid empezaba a morir por su banda derecha, y Phil Foden así lo olía. El inglés, héroe en rondas pasadas, ha puesto otro centro brutal, esta vez por tierra, porque Gabriel Jesús se fabricara su gol. El brasileño fue, de lejos, el mejor del primer acto. ¡Ha estado en todas partes! De nuevo, eso sí, ha marcado ante la pasividad defensiva blanca, personificada, en esta ocasión en David Alaba. El 2-0 ha dejado al conjunto de Carlo Ancelotti en la lona.

Y el City seguía navegando a toda velocidad. Dichos Foden y Mahrez han perdonado al tercero. Y en el otro lado, los blancos hacían aguas. Hasta que, gracias a la rebeldía de Luka Modrić, han podido salir de su cueva. Tras alguna ocasión aislada, perpetrada por errores en la salida de balón del portero Ederson, el Balón de Oro ha recuperado una pelota de oro. Y esto era noticia, ya que les citizens daban cien vueltas a los blancos en intensidad y en todos los choques. Este robo ha permitido Ferland Mendy servir un buen centro que el de siempre ha mejorado.

Primera resurrección del Madrid, mediante Benzema

Karim Benzema remató con una volea preciosa la asistencia, e introdujo el balón en el único espacio donde el portero brasileño no llegó. Palo y gol. Gol salvador, dadas las circunstancias. No es que estuviera más cerca el 3-0 que el 2-1 hasta ese momento. Es que estaba más cerca el 5-0. Pero el acortamiento de distancias madridista ha calmado la pasión inglesa. Los hombres de Guardiola han bajado un par de marchas y el Madrid se ha reencontrado. No lo intenten entender.

Karim Benzema remata a gol | UEFA

Diferente parte, y misma tónica. En la reanudación, el City ha continuado divirtiéndose en el césped como si fuera un patio de colegio. Una pelota en largo suyo ha terminado en un gravísimo error de Militão, y eso ha derivado a un balón en el palo de Mahrez. Y en el rebote, una salvada trascendental bajo palos de Carvajal en el disparo de Foden. Eso sí, en la réplica, el inglés no ha perdonado. En la enésima pérdida blanca, con un desentendimiento de Mendy y Vinicius, el mago de Bruyne ha puesto un centro precioso para que Foden, el más bajo de la clase, la rematara de cabeza, en el corazón del área. 3-1.

Segunda resurrección del Madrid, a través de Vinicius

Pero no, ya he dicho que no, ¡no lo intenten entender! Es imposible. Cuando el City apretaba con sus cinco sentidos, con su afición, con su presión y con todo, el Madrid ha encontrado la única brecha. Con todo el equipo de Pep en campo rival, Vinicius ha sido más inteligente que antes. Y más habilidoso. Tras un pase en largo, el brasileño hizo una finta, y Fernandinho, quien le presionaba, se lo tragó. Bajo sin tocar el balón del madridista, y cursa al estilo Usain Bolt. Claro que le acompañaba Benzema. Y el francés es tan bueno que iba cubierto por dos jugadores. ¿Que nadie me presiona? Pues lo acabo yo. Buena definición de Vinicius, y 3-2 en un momento clave. Rápido.

El nuevo acortamiento de distancias ha tenido un efecto similar al anterior. El City ha seguido atacando, pero se lo ha pensado algo más. Ha dejado de presionar con tanta contundencia. El Madrid se hizo respetar más. Eso sí: al City se lo ha sido igual. Es el equipo mejor trabajado de Europa y sabe jugar con todos los registros. Cuando ha sido necesaria paciencia para elaborar, los ingleses han demostrado que no hay nadie como ellos.

Tras un aviso de Laporte, con una triangulación magnífica por la izquierda entre Zinchenko y de Bruyne, Bernardo Silva ha dado una nueva bofetada a los blancos. Lo ha hecho en una jugada de pícaro. Tras una falta a de Bruyne, el árbitro ha otorgado la ley de la ventaja. Y el portugués ha recogido el balón, y ha lanzado un misil en el primer palo de Courtois imparable.

Bernardo Silva celebra su gol | Europa Press

Tercera y definitiva resurrección del Madrid, del de siempre

Pero reitero… ¡no lo traten de entender! Cualquier equipo se hundiría después de recibir un cuarto gol en el estadio del líder inglés. Pero el Madrid, no. Con el 4-2, han vuelto a hacerlo. Resistieron, y cuando volvieron a salir de la cueva, se encontraron un penalti favorable clarísimo. Laporte, el citizan más desafortunado hoy, ha sacado la mano a pasear en un centro, permitiendo al Madrid volver a adentrarse en la eliminatoria. Porque Benzema ha definido el penalti al estilo panenka y ha puesto el definitivo 4-3.

Karim Benzema celebra su segundo gol en el Etihad Stadium |  Real Madrid
Karim Benzema celebra su segundo gol en el Etihad Stadium | Real Madrid

Resultado peligroso por excelencia. El Madrid se dio cuenta de que ni con una versión horrible suya y una magnífica del conjunto de Guardiola fue posible que los segundos sentenciaran la eliminatoria. Al contrario: una desventaja de un solo gol y un regreso al Bernabéu son viejos conocidos. A los de Pep se les hará muy largo el desenlace.

Previous

La prensa española critica a Pep Guardiola

Horóscopo Hoy: Predicción para el día 28 abril 2022

Next

Deja un comentario