Luuk de Jong vuelve a salvar al Barça

| |

Llegó el pasado verano, de Sevilla al Camp Nou. Siempre llega al galope, y es el más alto. Lo trajo Koeman, en medio de críticas. Su cabeza lo enchufa todo, él es Lucky Luuk. Bang bang, Lucky Luuk! Bang, bang, Lucky Luuk! Él sí tiene el secreto, para llevarse los tres puntos.

Lucky Luuk, conocido también como Luuk de Jong, lo acaba de volver a hacer. ¡Qué héroe! ¡Qué hombre! ¡Qué elegancia! ¡Qué calidad! Las cosas se habían puesto muy flacas con el empate provisional del Levante. Tras el tercer penalti cometido por el Fútbol Club Barcelona en el Ciutat de València, a cargo de Clément Lenglet, los locales han igualado el encuentro. Faltaban siete minutos para que se consumieran los noventa minutos, y la agonía de perder la Ligano en el apartado matemático pero sí en el psicológico, estrangulaba Xavi Hernández.

Tanto fue así, que tras revolucionar en primera instancia el partido con el doble cambio de Gavi y Pedri González por Nico González y Frenkie de Jong, lo repitió. Tras el 2-2 provisional, se lanzó a la piscina con el ingreso de Adama Traoré y Luuk de Jong. Y sobre la bocina, su cowboy le ha dado la razón. Porque en la primera y la única ocasión que ha tenido, ha enviado el balón hacia adentro. Como ha dicho el propio Pedri en el pospartido, en los micrófonos de Barça TV, “tiene un martillo en la cabeza”. Mejor dicho, un revólver.

Luuk de Jong, jugador del Barça, celebra su gol ante el Levante | Europa Press

La bestial media goleadora de Lucky Luuk

No es ni mucho menos el primer tanto que hace Luuk de Jong. El ex jugador del Sevilla acumula siete goles con el Barça. Es una cifra brutal, dada su baja participación. Sin ir más lejos, hoy hizo la proeza en sólo siete minutos. En toda la temporada, y en clave azulgrana, ha disputado 857 minutos, repartidos en 23 enfrentamientos. Por tanto, Luuk de Jong marca un tanto cada 122 minutos. Son datos bestiales.

Acostumbrado a entrar en las tormentas

Datos bestiales de un Lucky Luuk acostumbrado a entrar en las tormentas. Y es que tanto Ronald Koeman como Xavi a menudo han acudido a él como hombre salvador. Como el clásico delantero que entra en los últimos minutos para arreglar un desastre, a la desesperada. Y a menudo el cowboy Lucky Luuk responde. Lo ha hecho hoy, pero también lo hizo en el último derbi. Cuando el duelo entre el Real Club Deportivo Español y el Barça en Cornellà-El Prat agonizaba y los blanquiazules estaban a punto de firmar una victoria que se hubiera convertido en fuerza histórica para ellos, Lucky Luuk, ingresado en la causa en el minuto 89, empató el encuentro en el 90+6′.

Pero hay más teca. Luuk de Jong ha marcado aún más goles decisivos. No tan agónicos como el de hoy y como el del derbi, pero igual de importantes. También con Xavi, pero unas semanas antes y por tanto en una época todavía transicional, sin los fichajes del mercado invernal, el Barça visitaba el Mallorca. Era, de hecho, el primer partido del 2022. Lo hizo con muchas bajas. Afortunadamente para los azulgranas, de Jong no era una de estas… y es que les cowboys ¡nunca fallan! El neerlandés no falló cuando, aprovechando un error del portero rival, adelantó a los suyos y selló el 0-1 definitivo.

Luuk de Jong, jugador del Barça, marca un gol en el Mallorca | Europa Press

Hizo algo parecido más tarde, en Granada. Después de que le anularan un gol en la primera mitad, en la segunda aprovechó un centro de Dani Alves. De nuevo, de cabeza, adelantó a los suyos. El choque acabó con empate a uno, pero no dejó de ser una nueva batalla ganada por Lucky Luuk. Aún no empachado, cuatro días volvió a hacerlo. En el partido de Supercopa contra el Madrid, después de que los blancos se adelantaran en Arabia Saudita, el neerlandés empató. Por último los catalanes, en la prórroga, perdieron. Pero era una reivindicación nueva. Como algunas otras que ha tenido este curso.

Luuk de Jong, jugador del Barça, celebra su gol ante el Granada | Europa Press

Existe la posibilidad de que Lucky Luuk se marche el próximo mes de junio. Está cedido por un año y no es un jugador indiscutible para el técnico. Pero Lucky Luuk no ha dicho su última palabra. Seguramente no ha lanzado su última bala. Pase lo que pase, de Jong ya ha hecho historia en el Barça. Ha catapultado al Barça de Xavi, encaminado a hacer historia, en bastantes noches. Quién sabe si el gol que ha marcado hoy, como los citados anteriores, pueden acabar significando una Liga. Tengan cuidado. Lucky Luuk se encuentra en la ciudad. Llévense bien. Porque el neerlandés hace justicia. Bang, bang, Lucky Luuk!

Previous

Francia se debate entre el conservador Macron y la extrema derecha de Le Pen

La UEFA sanciona l’Atlètic de Madrid per una salutació nazi

Next

Deja un comentario