Los obstáculos que tendrá que superar el Barça para intentar remontar la Liga

| |

La exhibición del Fútbol Club Barcelona ayer en tierras madrileñas ha supuesto muchas cosas. Por un lado, que el barcelonismo volviera a sonreír seis clásicos después. Desde el año 2019 todo eran malas cosechas… hasta que ha llegado Xavi Hernández, para solucionar esto. Después, ha supuesto una nueva goleada de la Javinita. Y ya van seis… ¡en prácticamente un mes y medio! Sin embargo, ésta es muy especial, en tanto que la ha presenciado todo el mundo. Incluso Thomas Müller, futbolista del Bayern de Múnich. Una victoria, pues, para dejar claro que se ha vuelto definitivamente.

A efectos resultadistas también supone muchas cosas. Haber ganado en el Santiago Bernabéu implica la obtención de tres puntos en la clasificación de la Liga y, a la vez, evitar que el Madrid sume ninguno. Ha sido la primera derrota de los blancos en casa esta temporada. La distancia entre unos y otros es todavía abismal, pero menos que hace veinticuatro horas. Y es que mientras que antes el equipo de Carlo Ancelotti tenía un margen de quince puntos sobre los azulgranas, ahora son doce. Además, el equipo de Xavi tiene un partido pendiente, frente a un Rayo Vallecano de capa caída. Una victoria contra los madrileños podría acortar la distancia a nueve puntos. Siguen siendo muchos, pero ¿es posible una remontada milagrosa?

A los blancos les restan nueve partidos, ya los azulgranas, diez. Hay que tener en cuenta dos grandes factores. Por un lado, para que el milagro sucediera, el equipo de Xavi debería ganarlo todo. No hay margen de error. Debería ganar, pues, los diez partidos de forma consecutiva. Pinchar supondría complicar más el hito. Entonces, la propuesta parece muy complicada, pero no imposible, teniendo en cuenta precedentes de rachas esplendorosas en la Liga. ¿Y qué partidos debe afrontar, concretamente, el equipo catalán?

Será contra el Sevilla en casa, contra el Levante fuera, contra el Cádiz en casa, contra la Real Sociedad fuera, contra el Rayo Vallecano en casa, contra el Mallorca en casa, contra el Betis fuera, contra el Celta en casa, contra el Getafe fuera y contra el Villarreal en casa. Sobre el papel hay cuatro partidos exigentes y seis enfrentamientos más bien factibles.

Partidos más complicados

El primero será el próximo. La visita del Sevilla en el Camp Nou, en estos momentos, es peligrosa. El equipo de Julen Lopetegui es el segundo clasificado, y en el campeonato doméstico está teniendo una buena temporada. No así en Europa, donde, después de quedar tercero en una fase de grupos relativamente fácil, también han quedado eliminados de la Europa League en los octavos de final, en manos del West Ham. De hecho, los andaluces no llegan en su mejor momento. Esto, unido a que se jugará en un fortín como el Camp Nou, quitan dificultad al asunto.

Especialmente peligrosa será la visita azulgrana a la Real Sociedad. Y es que durante muchos años Anoeta ha sido, junto al estadio del Celta, un sitio casi inexpugnable. Sin embargo, esta inercia se ha roto últimamente. Sin ir más lejos, el Barça de Koeman ganó allí, la pasada temporada, por 1-6. Este año, el propio Barça de Koeman, en la primera jornada de Liga, ganó a los vascos por 4-2 en casa.

La Real Sociedad está teniendo una temporada similar a la del Sevilla. En Europa ha caído casi por lo pronto, en los dieciseisavos de final contra el Leipzig. Y en la Liga, después de empezar de forma sublime y llegar a ser líderes, han caído en la sexta posición. Tienen una carencia de gol preocupante. Con 29 goles anotados en tantos partidos disputados, sólo hay cuatro equipos que han marcado menos.

El tercer partido marcado en rojo en el calendario es la visita al Benito Villamarín. El Betis de Manuel Pellegrini ya derrotó al Barça de Koeman en el Camp Nou, por 0-1. Los verdiblancos están teniendo una de las mejores temporadas de su historia. Pese a caer eliminados en los octavos de la Europa League en manos del Eintracht de Frankfurt, en la Liga han ocupado de forma inesperada y en muchas jornadas posiciones de Champions, y disputarán la final de Copa ante el Valencia en apenas un mes .

Por último, el cuarto y último partido exigente del Barça será en la última jornada, contra el Villarreal. El equipo de Unai Emery está en línea ascendente. Los vigentes campeones de la Europa League empezaron el curso de forma dubitativa. Sin embargo, pasaron una exigente fase de grupos, con el Manchester United, el Atalanta y el Young Boys, y quedando segundos por detrás de los británicos, y acaban de eliminar a la Juventus con nada menos que un 4-1 favorable en lo global de la eliminatoria. Gerard Moreno está en muy buena forma, al igual que jugadores como Yeremy Pino o el recién llegado Giovani Lo Celso. Será la última jornada y probablemente los amarillos se estarán jugando mucho en términos clasificatorios.

Partidos más bien factibles

Por otro lado, si bien en el fútbol siempre puede ocurrir de todo, habrá partidos más tranquilos. Sobre el papel. Ni Cádiz (17º clasificado), ni Rayo Vallecano (13º), ni Levante (último), ni Mallorca (18º), ni Celta (11º) ni Getafe (15º) parecen, a estas alturas, rivales con la suficiente entidad para a comprometer al Barça una hipotética remontada que sería histórica. Si bien el club ha pinchado en los últimos años contra algunos de estos rivales -por ejemplo contra el Cádiz, en las dos ocasiones de la pasada temporada, o contra el Rayo en aquel partido que acabó significando la destitución de Koeman, o contra el Celta-, el Barça de Xavi tiene mucha fiabilidad y con suficiente finura debería derrotar a estos seis rivales de la parte media o baja de la clasificación.

Dicho todo esto, el Barça debe ganar los diez partidos y esperar a que el Madrid pierda tres de sus nueve partidos. Es complicado, pero hay que recordar que en el fútbol nada es imposible. La moral de los blancos ha caído en picado, tras la euforia que tuvieron en la remontada contra el París Saint-Germain, y ahora tienen también un doble compromiso muy exigente contra los vigentes campeones de Europa, el Chelsea. El Barça, en cambio, al jugar la Europa League, tendrá una eliminatoria más asequible, frente al Eintracht de Frankfurt.

Previous

Cuatro ‘Via Crucis’ y una trampa para el Madrid que hacen peligrar la Liga

Zelensky mete a Ucrania en un régimen sin oposición parlamentaria

Next

Deja un comentario