Jamie Vardy sigue a lo suyo e impone su ley en la Premier League

0
9

Con su ‘hat-trick’ al Manchester City, el delantero del Leicester confirma que es infalible contra los grandes, con un balance de 42 goles en 76 partidos

Ya hace tiempo que la historia de Jamie Vardy, como la del Leicester, ha dejado de ser la de David contra Goliat. Juntos, club y delantero, han crecido desde aquella primera cruzada en solitario contra todo, con Claudio Ranieri en el banquillo, y el proyecto se ha convertido en uno de los más estimulantes de la Premier League. Un equipo rico en registros y capaz de dar continuidad a todo lo que construye. La silueta de Vardy, sin embargo, conservará para siempre el aura de aquel atacante que emergió desde el barro, desde las categorías más humildes del fútbol inglés, y que tuvo que superar una juventud llena de inclemencias, con la fama de bad boy bien ganada. Y con su voluntad irrevocable de mantenerse fiel al Leicester “es el club que me lo ha dado todo”, los enfrentamientos entre Vardy y los grandes del fútbol inglés continúan desprendiendo un aroma de rebeldía evidente: el delantero del pueblo contra el poder establecido, contra el glamour de la Premier League. Y el caso es que el punta de Sheffield le encanta desarrollarse en este contexto.

El domingo, en un partido en el que por momentos el Leicester rememoró días con Ranieri en el banquillo, defendiendo en bloque bajo y penalizando al contragolpe, Vardy volvió a ser una pesadilla, muy despierto dentro del área. Forzó dos penales, Eric García y Kyle Walker, y regaló uno de los goles de la temporada, con un toque de espuela en las narices de Ederson. un hat-trick en total que le confirma como una de las grandes piedras en el zapato de Pep Guardiola, al que nadie más que el ariete del Leicester ha sido capaz de marcar tres goles en un partido. Pero es que encima lo ha hecho en dos partidos. Y si se amplía el foco, su impacto contra los grandes es aún más sólido. Contra el bloque conocido como los big six (Liverpool, Manchester United, Manchester City, Tottenham, Chelsea y Arsenal), Vardy ya acumula 42 goles y diez asistencias en 76 partidos. Contra el Liverpool, por ejemplo, el internacional inglés acumula siete goles en once duelos.

Un estudio publicado ayer en el portal web de Sky Sports, además, aportaba que cada temporada que pasa Vardy toca menos balones por partido. Su influencia, en cambio, se mantiene intacta. Según el medio británico, el punta ha pasado de tocar el balón 31 veces por partido en la temporada 2015/16 a hacerlo en tan sólo 19 ocasiones este curso. “Antes hacía quizás 100 desmarques para recibir dos pelotas; ahora hace diez y quizás recibe más. Es mucho más eficiente, sabe lo que necesita la jugada “, analiza el ex futbolista Gary Neville, y corrobora, así, la evolución de un delantero casi infalible para castigar la espalda de los equipos grandes. “Mi objetivo sólo es mejorar, y para ello no hay edad”, exclamó un Vardy que, con 33 años, parece más joven que nunca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here