Florentino Pérez ve esfumarse una operación millonaria

| |

Brahim Díaz es un futbolista del Real Madrid de tan sólo 22 años que juega cedido al Milán por segunda temporada consecutiva. El centrocampista rindió a un gran nivel durante la pasada temporada en el club italiano, donde anotó siete goles y repartió tres asistencias. Su buen rendimiento propició que la entidad milanesa solicitara al conjunto madrileño alargar el préstamo del andaluz al Milán durante otros dos cursos. Además, el equipo transalpino acordó con Florentino Pérezpresidente del Madrid disponer de una opción de compra de 22 millones de euros por el futbolista.

Su rendimiento ha descendido considerablemente

El buen estado de forma Brahim Díaz durante la pasada campaña se prolongó a principios de la temporada actual. El centrocampista marcó cuatro goles y dos asistencias durante el primer mes de competición y el Milán parecía cada vez más convencido de que ejecutaría la opción de compra de 22 millones de euros por ese futbolista. Sin embargo, el rendimiento del malagueño no ha vuelto a ser el mismo desde octubre. Brahim Díaz hizo otras tres asistencias antes de acabar 2021, pero no ha vuelto a marcar. De hecho, el andaluz tan sólo ha participado en un gol en lo que va de año y fue a la Copa italiana durante el mes de enero. Desde entonces, el jugador cedido por el Madrid no ha conseguido ver portería ni dar un pase de gol.

La sacudida que vive Brahim Diaz está empezando a hacer subir la mosca a la nariz en la directiva del Milán. El medio italiano La Gazzeta dello Sport asegura que el club transalpino, ahora mismo, no estaría dispuesto a pagar la opción de compra por el futbolista y se estaría llegando a plantear romper el acuerdo con el Madrid por la cesión del andaluz y devolverlo al conjunto blanco el próximo verano.

Por ahora, el fichaje de Brahim Díaz ha resultado un auténtico fracaso por la entidad presidida por Florentino Pérez. El presidente madridista pagó 17 millones por su fichaje en invierno del 2019 aunque podía ficharle gratis seis meses después porque acababa contrato ese mismo año. El malagueño vistió de blanco durante temporada y media y tan sólo hizo dos goles y tres asistencias en 21 partidos y nunca llegó a hacerse un puesto como titular ni mucho menos. Por este motivo, el Madrid decidió cederlo al Milán. Florentino Pérez tenía la esperanza de terminar ingresando 22 millones por la opción de compra de Brahím Díaz y así obtener algo de beneficio por ese jugador, pero ahora mismo parece que esa posibilidad está más lejos que nunca de convertirse en realidad.

Previous

El vestuario del Barça estaría resentido con Joan Laporta

O rublo ruso revalorízase a respecto do comezo da invasión a Ucraína

Next

Deja un comentario