El tiempo añadido salva al Valencia (2-0)

| |

Dos jugadores que han salido desde el banquillo han dado un triunfo in extremis al Valencia contra el Celta. Los de Javi Gracia, que hoy tampoco ha podido dirigir al equipo desde el terreno de juego por sanción, se alejan del descenso y dejan atrás la mala imagen de Valdebebas.

Ninguno de los dos equipos ha creado ocasiones de gol durante la primera parte. La única acción destacable en el primer acto ha sido un gran gol de Daniel Wass en el minuto 22, anulado por fuera de juego del internacional danés.

Tras el paso por los vestuarios, el Valencia ha salido con más verticalidad. Lo intentó el serbio Uroš Racic con un disparo desde dentro del área, pero le ha pegado mal al balón, y luego llegó la jugada polémica del partido. Un gran pase de Kang-in Lee a Maxi Gómez ha sido interceptada por el portero del Celta, Rubén Blanco, que ha golpeado el tobillo del uruguayo en su estirada. El VAR avisó al árbitro, que, después de ver la repetición, ha expulsado Blanco.

Con superioridad numérica en el marcador, los de Mestalla han tratado de tener también superioridad en el marcador, pero la falta de acierto y la acumulación de jugadores del Celta defendiendo han mantenido el empate a cero hasta el minuto 90. Para la revisión de la jugada de la expulsión y los cambios, el árbitro añadió siete minutos.

Unos siete minutos en los que el Valencia le ha dado tiempo a marcador dos goles. Primero Manu Vallejo, revulsivo nuevamente desde el banquillo, aprovechó otra asistencia del coreano Kang-in para superar con un disparo suave el portero Iván Villar, que había entrado tras la roja a su compañero. Y tres minutos después, el francés Kevin Gameiro, que también había entrado en la segunda parte, sentenció el partido cuando el Celta buscaba el empate a la desesperada.

Previous

Cuarto día de protestas en España por la libertad de expresión

Indígena marcha a Quito para exigir escrutinio ante presunto fraude

Next

Deja un comentario