El noble gesto de la capitana del Lleida que difiere del derbi sevillano

| |

El mundo del deporte ha proporcionado este fin de semana su cara más desagradable y la más noble a la vez. El fútbol es una práctica capaz de ofrecer lo peor y lo mejor. Lo peor, en el caso de este fin de semana, ha sido la violencia y la tensión vividas en el derbi sevillano, entre Betis y Sevilla, más largo de la historia. Lo mejor, en un gesto ejemplar de Pixu, la capitana delAEM Lleida, después de corregir un error del árbitro que beneficiaba a su equipo.

En el partido de Copa entre sevillanos, que protagonizan el partido tenso por excelencia, un aficionado bético lanzó un palo en la cabeza del futbolista catalán del Sevilla Juan Jordán después de un golazo olímpico de Nabil Fekir. El catalán cayó tendido en el suelo. Y el árbitro, de Burgos Bengoetxea, acabó suspendiendo el encuentro y aplazándolo de sábado a domingo para reanudarlo sin público. En un mar de reacciones tensas de unos y otros, el Betis acabó imponiéndose por 2-1 y accediendo así a los cuartos de final de la competición.

En el mar de reacciones tensas, por un lado, el bético y ex azulgrana Juan Miranda ha acusado en Twitter al técnico del Sevilla, Julen Lopetegui, de alentar Juan Jordán que simulara que estaba mareado. Y, según el también bético y ex azulgrana Cristian Tello, «los que estábamos a pie de campo hemos sido testigos de lo que ha buscado el rival: no jugar».

Pero después de certificar el domingo la victoria, y en el contexto de la celebración por haber derrotado al eterno rival y por haber accedido a la siguiente fase del torneo del KO, el bético Andrés Guardado se lanzó una botella de agua a sí mismo y simuló que caía, imitando lo que pasó a Joan Jordán y, por tanto, en un acto provocativo hacia el Sevilla.

Éstas han sido las pinceladas agrias de un mundo del fútbol que también nos ha enseñado que el fair-play permanece vivo. Porque en contraposición a la tensión vivida en la capital andaluza, ayer Vanesa Núñez, conocida como Pixu y capitana delAEM Lleida, sí que ha dado ejemplo. Tanto a los niños y niñas que desean jugar al fútbol cuando crezcan como a los aficionados que acuden a partidos con la idea de hacer daño a futbolistas del equipo rival. Pixu ha sacado a lucir los valores del deporte. Aquellos que muchos deportistas han perdido.

En la decimocuarta jornada de la liga Reto Iberdrola, elAEM Lleida, quinto clasificado, recibía el Logroño, cuarto clasificado. A finales de la primera parte, con las visitantes ganando por 0-1, la capitana local, Pixu, lanzó una falta y, si bien el balón no entró en la portería por poco, el árbitra, confundido por la il alusión óptica de la jugada, pitó gol por las catalanas. Las futbolistas del Logroño se comían la colegiada. Y, antes de reanudar el juego, la misma Pixu le explicó la acción para que el gol no subiera al marcador.

Pixu explicó ayer a RAC1 que en primera instancia “a todos nos había dado la impresión de que había entrado”, pero que después ya se vio que el balón estaba detrás de la red. La capitana también reconoció que “a todos nos ha sorprendido que el árbitro pitara el gol. Nos hemos quedado paradas, no lo entendíamos”. Pixu habló con el árbitro y le dijo que “Después de haber hablado con algunas jugadoras de mi equipo, veíamos claramente que no había sido gol. Le he dicho que pensábamos que no había sido gol y que si era por nosotros, que diera saque de puerta y que el partido siguiera”.

El gesto de deportividad de Pixu fue el preámbulo de un día perfecto para las leridanas y por la propia capitana. Niké, la diosa de la victoria; el destino o el trabajo de las futbolistas redondearon una tarde de ensueño. Porque si bien el gesto de Pixu hizo que las catalanas siguieran por debajo del marcador, en la segunda parte acabaron remontando y acabar ganando por 2-1. Y, de hecho, Pixu fue la autora del segundo tanto. El entrenador del equipo rival, Héctor Blanco, reconoció en el post partido que es el gesto de mayor fair-play que ha vivido nunca en un campo de fútbol.

Previous

La Copa África vive una cantada surrealista de un portero

La ONU detalla el «castigo colectivo» al que son sometidos los afganos

Next

Deja un comentario