El Barça da a Dembélé por perdido y se plantea un castigo ejemplar

| |

Uno de los objetivos prioritarios del Fútbol Club Barcelona era conseguir cerrar la renovación del extremo francés Ousmane Dembélé, jugador del primer equipo masculino, siguiendo una petición directa del técnico Xavi Hernández. Desde que el egarense regresó al club, su intención fue mostrar un gran cariño al futbolista para intentarle convencer de alargar su contrato más allá de este próximo verano, al igual que se han encargado de hacer el presidente Joan Laporta y la junta directiva.

De hecho, lo llegaron a conseguir y Dembélé quiere quedarse, pero las altas exigencias de sus representantes acabaron complicando las negociaciones y las llevaron hasta un punto de no retorno. De hecho, los medios de comunicación que han tenido acceso al contenido de la reunión con Moussa Sissoko, agente de Dembélé, afirman que el Barça ya da al futbolista por perdido y en junio del 2022 abandonará el club gratuitamente después de haber sido el segundo fichaje más caro de la historia blaugrana. Su destino más probable, según el diario Sport, es la Juventus de Turín o el París Saint-Germain.

Llegados a este punto, la junta directiva culé tiene tres escenarios sobre la mesa, pero hay uno más probable que los demás. Lo primero de todos, lo que sería lo ideal, es intentar traspasar el extremo francés en algún club durante el próximo mercado de invierno, lo que generaría todavía algún beneficio económico, pero que resulta improbable, ya que, antes de pagar, los equipos que persiguen a Dembélé esperarán seis meses. Otra opción es hacer como si nada y dejarle jugar, lo que iría bien para paliar las bajas del equipo, pero que asentaría un mal precedente. Por eso, según el diario As, el último escenario es el que se está a punto de llevar a cabo, el cual consistirá en dejar Dembélé medio año en la grada, sin entrar en dinámica del primer equipo, como castigo ejemplar para cualquier otro que quiera aprovecharse del club como ha hecho el francés. El precedente de Ilaix Moriba hace pensar que a Laporta no le temblará el pulso a la hora de tomar esta decisión.

Previous

Ucrania se centra en la conversación entre Biden y Putin

Xavi Hernández carrega contra la Lliga i envia un missatge a Dembélé

Next

Deja un comentario