Definida la final de Copa, con un partidazo en el horizonte

| |

Acaba de quedar definida la final de Copa de fútbol masculino. En la Diada de Sant Jordi dos equipos disputarán en el estadio de La Cartuja de Sevilla un partido que se prevé muy emocionante e igualado. Hoy el Real Betis ha eliminado al Rayo Vallecano y ha accedido el último pase al partido decisivo, con un final de locura. Y ayer, el Valencia neutralizó un Athletic Club que acababa de eliminar el Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid. El equipo de Manuel Pellegrini será el favorito para ganar el trofeo del KO 17 años después de haberlo hecho por última vez, contra un equipo de José Bordalás muy rocoso y experto en la materia.

El Betis elimina al Rayo con un gol heroico

Betis tenía en la mano el acceso a la final. En la ida, en Vallecas, se impuso por 1-2 con un golazo de William Carvalho y otro de Borja Iglesias. Remontaron el inicial de Álvaro García. En la vuelta, en el Benito Villamarín, tras un largo 0-0 en el marcador, el jugador del Rayo Bebé ha anotado uno de los goles del año, con un lanzamiento de falta impoluto. Cuando todo apuntaba a la prórroga -el valor añadido de los goles fuera de casa también se han suprimido en la Copa-, el Betis rozó su lámpara y apareció el mayor Borja Iglesias. El gallego, sobre la bocina, ha marcado el tanto que vale la final de Copa.

El Valencia neutralizó al Athletic con oficio

En Mestalla, el Valencia eliminó al Athletic contra todo pronóstico. El Athletic se ha acostumbrado a jugar finales en los últimos años. Ha jugado cuatro entre la pasada temporada y la actual, sumando la Copa y la Supercopa. En la ida, en San Mamés, Raúl García adelantó a los vascos. En la segunda mitad, Hugo Duro igualó. Y reclamó un penalti que parecía muy claro, pero que el árbitro no pitó. Esto enfureció a los valencianos que, en la vuelta, después de adelantarse a través de Gonçalo Guedeshan sabido gestionar las emociones y la eliminatoria y han triunfado.

El Valencia tendrá la oportunidad de volver a ganar la Copa tres años después. Lo hizo por última vez en el 2019, en una final ante un Barça deprimido, que acababa de naufragar en Anfield. Los blanquinegros se impusieron por 2-1, con una primera mitad de ensueño, y una segunda parte donde un gol de Messi les asustó pero no les generó consecuencias negativas. El Betis, por su parte, también ganó la última final que disputó. Fue en el 2005, contra Osasuna. Ganaron 2-1, con un gol en la prórroga. Allí estaba un joven Joaquín. Ahora, un veterano Joaquín podría despedirse del club de su corazón y del fútbol con un título muy meritorio, en una temporada histórica de los andaluces.

Previous

Rusia y Ucrania acuerdan abrir corredores humanitarios para la evacuación

Problemas para el Madrid días antes de recibir al PSG

Next

Deja un comentario