De enamorar a Mourinho a aterrizar en el Barça de Xavi tras una gran Eurocopa

| |

El Fútbol Club Barcelona está a punto de convertir Andreas Christensen en azulgrana. Tras realizar un mercado de fichajes invernal de matrícula de honor en términos ofensivos, ahora la junta directiva de Joan Laporta es consciente de que ahora toca renovar la parcela defensiva, con la delantera y el centro del campo cubiertos. En este sentido, y como ha explicado El Món, el Barça podría conseguir cerrar esta semana el fichaje de un central joven y que ya sabe cuánto pesa el trofeo de la Champions League. El Barça podría incorporar en los próximos días al defensa danés Andreas Christensen.

Está claro que no es el jugador más mediático del panorama europeo. Pero sí destaca por tener una gran calidad, un inmenso potencial, una muy buena trayectoria y por ser una grandiosa oportunidad de mercado. Nombres como Matthijs de Ligt o Jules Koundé probablemente suenan más en materia de centrales jóvenes, pero Christensen sería el elegido para acompañar Ronald Araujo en el centro de la defensa en los próximos años y para liderar así el resurgimiento azulgrana.

¿Quién es entonces? Andreas Christensen nació hace casi veintisiete años en el municipio danés Allerød. Hijo del exportero danés Sten Christensen, y después de empezar jugando en el Skjold Birkerød despuntó en el Brøndby. En las categorías inferiores del equipo donde también empezó Michael Laudrup y en el que Peter Schmeichel brilló. También lo hacía el joven Christensen cuando, con 16 años, fichó por el Chelsea. Tras formar parte del filial del equipo londinense durante año y medio, debutó con el primer equipo a las órdenes de José Mourinho.

José Mourinho, enamorado de Christensen

El entrenador portugués se enamoró rápidamente de Christensen. Lo valoraba mucho. Sin embargo, la feroz competencia en términos de centrales complicó la participación del danés con los blues. La presencia de jugadores contrastados y muy buenos como John Terry, Gary Cahill o Branislav Ivanović abocaron a que Christensen participara en sólo tres partidos. Esto provocó una cesión, por dos temporadas, al Borussia Mönchengladbach.

Cesión al Borussia Mönchengladbach alemán

Allí, en Alemania, se consolidó muy rápidamente. Tanto es así, que en su primera temporada, después de haber disputado 39 partidos entre todas las competiciones y de haber marcado sus primeros tres goles en el fútbol de élite, Christensen fue votado como mejor jugador del equipo borussen por parte de los fans. Superó a buenos futbolistas como Granit Xhaka o Thorgan Hazard. Después de una también muy buena segunda temporada en la Bundesliga, un Christensen más maduro regresó al Chelsea.

Volvió tan maduro, que en la temporada de su regreso, la 2017/2018, ya se consolidó en el flamante equipo campeón de la Premier League. Pese a que cometió un grave fallo en un partido de octavos de final precisamente contra el Barça, que derivó en un gol azulgrana a Stamford Bridge y, por consiguiente, que los catalanes se llevaran de Londres un gran resultado.

En este sentido, su entrenador de entonces, el italiano Antonio Cuento, declaró que “Christensen está haciendo una temporada fantástica y muestra una gran madurez. Para mí, aparte del error, su actuación fue fantástica, fue maravillosa [al partit en qüestió]. Confío mucho en Christensen”. Cuento, además, recalcó que “es un jugador de presente para Chelsea, y para el futuro del Chelsea durante 10 o 12 años. También puede convertirse en el capitán de ese equipo en el futuro”. Tanto fue así, que Christensen fue nombrado el mejor jugador joven de la temporada en el Chelsea.

La temporada 2018/2019, sin embargo, la llegada al banquillo del también italiano Maurizio Sarri le condenó a un segundo plano, dado que el técnico prefería David Luiz. Sin embargo, acabó disputando 27 partidos. En la temporada 2019/2020, el propietario del club, Roman Abramovich, contrató a la leyenda Frank Lampard como nuevo entrenador. Y, a su vez, el gran defensa Thiago Silva, proveniente del Paris Saint-Germain. Pero esto no impidió la continuidad en los onces de Christensen en muchos tramos de la temporada. El danés, por ejemplo, fue de la partida contra el Bayern de Múnich en los octavos de la Champions de entonces. Tanto en la ida, como en la vuelta.

La llegada de Thomas Tuchel, clave para Christensen

Y la 2020/2021 fue su temporada de consagración en el fútbol europeo. Después de que Lampard se decantara en muchas ocasiones por el central francés Kurt Zouma y no por el danés, Thomas Tuchel lo cambió todo. Desde la llegada del alemán al banquillo, Christensen pasó de quedarse en muchas ocasiones en el banquillo o ni siquiera ser convocado, a ser insustituible.

El regreso de Christensen al once inicial coincidió con la meteórica mejora del club inglés. Con Lampard, el equipo no convencía a la directiva ni a la afición. Con Tuchel, el equipo se convirtió en imparable. El Chelsea maravilló al continente europeo. Quedó cuarto en la Premier, in extremis, pero ganó nada menos que la Champions League. Y lo hizo dejando por el camino uno Atlético de Madrid incapaz de marcar ni un gol en los 180 minutos de eliminatoria, un Oporto con las mismas circunstancias de sequía, un Real Madrid dominado de principio a fin y el grande Manchester City de Pep Guardiola en la final. En el partido decisivo, Christensen sustituyó Thiago Silvalesionado en el primer tiempo.

Christensen, campeón de Europa con 25 años, fue convocado, como no podía ser de otro modo, por la selección de Dinamarca cara alEurocopa. Y ahí también tuvo un gran protagonismo. Fue uno de los componentes del equipo revelación del torneo. Nadie contaba con Dinamarca para las instancias finales del torneo, y ésta logró las semifinales. Cayó eliminada por Inglaterra, con un gol de penalti a finales de la prórroga. Christensen jugó los seis partidos como titular y, de hecho, marcó un gol (el tercer gol del 1-4 en la selección rusa en los octavos de final).

Previous

Mbappé hace saltar todas las alarmas del PSG antes de jugar contra el Madrid

Remata sen acordo a terceira rolda de negociacións entre Ucraína e Rusia

Next

Deja un comentario