Cuatro ‘Via Crucis’ y una trampa para el Madrid que hacen peligrar la Liga

| |

La exhibición del Fútbol Club Barcelona ayer en tierras madrileñas ha supuesto muchas cosas. Por un lado, que el barcelonismo volviera a sonreír seis clásicos después. Desde el año 2019 todo eran malas cosechas… hasta que ha llegado Xavi Hernández, para solucionar esto. Después, ha supuesto una nueva goleada de la Javinita. Y ya van seis… ¡en prácticamente un mes y medio! Sin embargo, ésta es muy especial, en tanto que la ha presenciado todo el mundo. Incluso Thomas Müller, futbolista del Bayern de Múnich. Una victoria, pues, para dejar claro que se ha vuelto definitivamente.

A efectos resultadistas también supone muchas cosas. Haber ganado en el Santiago Bernabéu implica la obtención de tres puntos en la clasificación de la Liga y, a la vez, evitar que el Madrid sume ninguno. Ha sido la primera derrota de los blancos en casa esta temporada. La distancia entre unos y otros es todavía abismal, pero menos que hace veinticuatro horas. Y es que mientras que antes el equipo de Carlo Ancelotti tenía un margen de quince puntos sobre los azulgranas, ahora son doce. Además, el equipo de Xavi tiene un partido pendiente, frente a un Rayo Vallecano de capa caída. Una victoria contra los madrileños podría acortar la distancia a nueve puntos. Siguen siendo muchos, pero ¿es posible una remontada milagrosa?

Si en otro artículo se ha repasado el camino que va a recorrer el Barça de aquí al final de la temporada en la Liga, ahora toca repasar el del Real Madrid. Mientras que los azulgranas tendrán, sobre el papel (teniendo en cuenta el rendimiento actual de los catalanes, la entidad de los rivales y el factor Camp Nou), cuatro partidos exigentes y seis asequibles, el Madrid tendrá cuatro complicados, uno relativamente peligroso y cuatro bastante asequibles. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los blancos tienen un doble enfrentamiento de Champions contra los vigentes campeones de Europa, el Chelsea. Y esto les mermará física y mentalmente. Y también hay que tener en cuenta el daño que ha hecho, en términos morales, la derrota por 0-4 en manos del Barça.

Exactamente, el calendario del Madrid en la Liga será el siguiente: Celta fuera (cuatro días antes de visitar el Chelsea), Getafe en casa (tres días antes de recibir el Chelsea), Sevilla fuera, Osasuna fuera, Español en casa, Atlético de Madrid fuera, Levante en casa, Cádiz fuera y Betis en casa .

Los cuatro ‘Vía Crucis’

El Madrid tendrá cuatro partidos muy exigentes: el Celta en Balaídos, el Sevilla, el Atlético de Madrid y el Betis. Si bien el Celta también jugará contra el Barça, hay que recordar que lo hará en el Camp Nou. Y el de Coudet es un equipo que en su casa se hace mucho más fuerte. El equipo liderado por Iago Aspas ha sacado puntos al Madrid en los últimos años. Si bien está teniendo una temporada irregular, el mes de abril agotará sus últimas opciones para clasificarse a una de las competiciones europeas el próximo año. Ahora mismo están a nueve puntos de la séptima plaza, de UEFA Conference League, que tiene el Villarreal. Por tanto, se juegan mucho aunque no lo parezca si uno o una mira la clasificación.

El partido contra el Sevilla será infernal para el Madrid. Si bien el Barça también jugará contra los de Lopetegui, los blancos lo harán en Ramón Sánchez-Pizjuán y no en casa. Esto implicará el ambiente hostil que siempre recibe el club madrileño en sus visitas al estadio sevillista. Esta temporada, el Sevilla, que logró empatar en casa ante el Barça por 1-1, perdió in extremis en el Bernabéu. Vinicius culminó la remontada, por 2-1, a finales del encuentro. Pero la trayectoria de los andaluces ha cambiado.

Del Atlético de Madrid hay pocas palabras que decir. Será un derbi madrileño muy caliente. Si bien el equipo del Cholo Simeone tiene ya pocas opciones de ganar la Liga (aún menos que el Barça), necesita ganar para conseguir certificar su presencia en la Champions del próximo año. Además, los colchoneros siempre se motivan mucho cuando tienen a los blancos delante. Éste será el partido más difícil de los de Ancelotti. Cabe recordar que el Atlético de Madrid está en línea ascendente, habiendo eliminado meritoriamente al Manchester United y estando a las puertas de disputar los cuartos de final de la Champions ante el City de Guardiola.

Y, finalmente, el Betis también amenazará al Madrid, de igual forma que lo hará con el Barça unas jornadas antes. En ese caso, se dará en la última jornada. El Betis, previsiblemente, se estará jugando mucho y saldrá a ganar en un estadio donde en los últimos años se ha acostumbrado a vencer. Habrá que ver qué Betis llega a Madrid, ya que el equipo de Manuel Pellegrini está teniendo una temporada histórica… pero podría acusar el cansancio.

Un partido trampa

En medio de esa tormenta, los hombres de Ancelotti tendrán un partido que podría ser muy traidor para sus intereses. Será la visita al Sadar, para jugar contra Osasuna. Cabe recordar que Osasuna, tal y como el citado Celta, todavía tiene opciones de clasificarse en Europa y, a la vez, que su estadio es uno de los grandes fortines del campeonato español. Es un lugar propicio para perder ligas, donde los jugadores poco acostumbrados a jugar partidos en tierras navarras pueden quedar sorprendidos por la intensidad de los jugadores y la afición local.

Cuatro partidos teóricamente asequibles

Más allá de estos cinco enfrentamientos citados, el Madrid jugará otros cuatro en circunstancias, sobre el papel, más favorables. Estos serán contra el Getafe, Espanyol, Levante y Cádiz. Cuatro rivales que están en la parte baja de la clasificación. Sin embargo, con ninguno de ellos se podrán confiar. Los cuatro equipos han hecho pinchar a los blancos en los últimos años -de hecho, el Espanyol ganó al Madrid este curso en el RCDE Stadium-. Y, el hecho de que se estén jugando tanto, les hará aún más peligrosos.

Si bien el Madrid lo tiene todo de cara para ganar la Liga, el mal emocional y las dudas que les ha causado y que les causará la exhibición azulgrana en el clásico les podría jugar una mala pasada. También el estado físico de futbolistas como Karim Benzema. En el hipotético caso en el que el Barça ganara sus diez partidos, seis victorias blancas y tres derrotas serían suficientes para otorgar el título al equipo de Xavi. Y el Madrid podría perder perfectamente, por ejemplo, ante el Atlético de Madrid, Sevilla, Betis o Celta. El equipo de Ancelotti necesita alcanzar, al menos, los 85 puntos, ya que 84 son los que puede hacer, como máximo, el Barça. Esto significa que deben hacer 19 de los 27 que tienen en juego. El Barça tiene la Liga muy difícil pero no imposible.

Previous

El gran señalado de la goleada del Barça en el Bernabéu ante el Madrid

Los obstáculos que tendrá que superar el Barça para intentar remontar la Liga

Next

Deja un comentario