Coutinho busca una segunda oportunidad

0
12

El brasileño, una vez terminada su cesión al Bayern, se incorporó a la pretemporada del Barça cuatro días antes de lo previsto

El último contacto que había tenido Philippe Coutinho con el Barça había sido el 14 de agosto en el estadio Da Luz de Lisboa. El brasileño marcó los dos últimos goles del humillante 2-8 que el Bayern de Múnich consiguió contra el equipo de Quique Setién en los cuartos de final de la Champions.

Después de terminar ganando el triplete con el equipo alemán, Coutinho se encuentra realizando la pretemporada a las órdenes de Ronald Koeman una vez finalizada su cesión al Bayern y que los bávaros decidieran no hacer uso de la opción de compra de 120 millones de euros que tenían por el brasileño. Coutinho tenía permiso hasta el 8 de septiembre, pero ha preferido volver antes porque quiere convencer Koeman que tiene un lugar en su nuevo proyecto. Ayer comenzó a entrenarse en solitario, como marcan los protocolos sanitarios.

La primera idea del club era vender Coutinho, pero sabiendo que difícilmente ningún otro equipo pagará los 80 millones de euros que se piden por él, la dirección deportiva habló con el nuevo entrenador, que está convencido de poder sacar al brasileño el jugo que el Barça estaba seguro que tenía cuando lo fichó del Liverpool en enero de 2018 por 120 millones de euros fijos más 40 en variables, el fichaje más caro de la historia del club azulgrana.

Coutinho estuvo una temporada y media en el Barça, y su rendimiento fue de más a menos. Jugó 22 partidos en la primera temporada de azulgrana, en la que hizo diez goles y repartió cinco asistencias. Ganó la liga y la copa, haciendo un gol de penalti en la goleada contra el Sevilla (5-0), un penalti que le cedió Leo Messi, con quien se llevaba mucho. En el segundo curso, comenzó siendo titular y terminó siendo suplente, enfrentándose incluso a un sector de la afición que le silbó. Participó en 54 partidos y marcó once goles, y el club decidió que lo mejor era desprenderse del jugador, sobre todo después de la llegada de Antoine Griezmann. No se encontró comprador y terminó cedido al Bayern, equipo con el que ha jugado 38 partidos, ha marcado once goles y repartió seis asistencias.

De regreso a Barcelona, ​​tratará de aprovechar la segunda oportunidad que está dispuesto a darle Ronald Koeman.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here