Así se fraguó la conquista alemana en el Camp Nou

| |

Los seguidores delEintracht de Frankfurt conquistaron el Camp Nou. Los alemanes llegaron en masa a Barcelona, ​​tal y como Món Esport anticipó. Tomaron la ciudad, de modo, en términos generales, pacífica. Pero imponente. Decenas de miles de aficionados trajes de blanco viajaron de la ciudad alemana a la catalana. Y durante el partido dejaron una imagen histórica, y lamentable en clave del Fútbol Club Barcelona. Unos treinta mil aficionados coparon el Camp Nou, e hicieron más ruido que los barcelonistas. De hecho, un montón de culés se marcharon antes de tiempo a consecuencia de su malestar. ¿Pero cómo se fraguó todo esto? ¿Cómo ha sido posible esta situación anómala e inesperada? Mundo Deporte ha conversado con Christopher Michel y Mark Weidenfellerdos periodistas alemanes conocedores de las operaciones previas al encuentro.

Aficionados del Frankfurt compraron las entradas a través de la página web del Barça

Ha habido muchas vías que han utilizado los alemanes para ello. Han sido muy astutos. El Frankfurt empezó ganando el partido en este campo, mientras el Barça y sus socios abonados se relajaron. Por un lado, según Michel, “muchos aficionados han encargado las entradas oficiales en la web del Barça. Consultaban la página todos los días, y después las compraban legalmente”.

Tal y como apunta Weidenfeller, a pesar de que el club alemán lo solicitó, “el Barça se negó a ampliar el sector de seguidores visitantes, pero se mostró bastante cooperativo y comunicó a trabajadores del Eintracht que no negarían el acceso a los frankfurteros en otros sectores del estadio”. De hecho, el propio Frankfurt anunció, semanas antes del encuentro, que «todo el mundo que quiera una entrada, obtendrá una entrada».

Gente catalana ayudó a amigos o familiares sus alemanes

Buena parte de los aficionados del Frankfurt que consiguieron acceder al Camp Nou lo hizo comunicándose directamente con gente catalana, sin intermediarios. Por un lado, Michel asegura que “algunos seguidores tienen conexiones con españoles que les ayudaron. Tienen familiares y amigos en España”.

Barcelonistas cedieron entradas en las cercanías del Camp Nou

Además, según el propio Michel, “algunos otros directamente caminaron y hablaron con la gente, por la calle. ElAlex Hellmannportavoz de la junta directiva del Frankfurt, nos ha asegurado algo especial: algunos de estos fueron al estadio y pidieron a seguidores del Barça si podían quedarse su entrada, ya que era «el partido de su vida»“. Esto no se sabe de ciencia cierta, pero teniendo en cuenta las circunstancias, lo más probable aquí es que no se hayan cedido carnés de socios, sino vendido entradas físicas.

Recepcionistas de hoteles catalanes ayudaron a los aficionados del Frankfurt

Por último, trasciende otra manera ingeniosa que encontraron los frankfurters. Los días previos al partido había alemanes que no podían comprar sus entradas en la página web. Como ya estaban en Barcelona, ​​según Michel algunos dieron su dinero a los recepcionistas de sus hoteles para que éstos se encargaran de conseguir los tickets. “El Eintracht de Frankfurt tiene muchos grupos de Whatsapp: todo el mundo se ayuda mutuamente. Es algo como el Gallische Dorf de Astérix y Obelix.

Los impactantes precios de las entradas en la reventa

Obviamente, hablar de la reventa es sinónimo de hablar de precios muy altos. La reventa es un método que aparece en los partidos con más demanda, y por tanto se venden las entradas por el precio que están dispuestos a pagar los clientes. En este sentido, Michel ha oído hablar de gente que ha pagado «entre 300 y 400 euros, e incluso 600». Además, el alemán piensa que «algunas personas han pagado aún más».

Una vez asimilado todo esto, puede hablarse de una crisis azulgrana pero también de un ejercicio de fuerza y ​​unión alemana. Exceptuando las actitudes inapropiadas y condenables vividas por aficionados azulgranas en el estadio, el desplazamiento de los hinchas del Frankfurt es para admirar y habla genial de una de las mejores aficiones del continente.

Previous

Ancelotti responde a Xavi y explica qué significa jugar bien

El salario mínimo en Francia asciende a 1.645 euros

Next

Deja un comentario