” Si la elección es 14F, la abstención se capitalizará ‘

0
25

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña será el que decida la fecha de las elecciones al Parlamento, decisión que “puede ser explosivo”, dice el periodista y director de Vilaweb, Vicent Partal, que explica a Nosotros Diariamente que el tribunal lo que hizo fue tomar medidas cautelares respecto al decreto de aplazamiento electoral del Gobierno mientras lo estudiaba, reviviendo la vigencia del 14-F.

Sin embargo, ahora puede resolver que el decreto es correcto y que las elecciones son el 30 de mayo o que no es correcto y que se vota el 14-F. Pero incluso podría elegir otra fecha distinta, “y en 48 horas pasaríamos por tres fechas distintas, con el costo económico que eso conlleva”, dice Partal, señalando que ya se ordenó a los ayuntamientos que formen juntas electorales, en caso de que se realicen las elecciones. o 14-F.

Además, advierte que si las elecciones son en febrero, la abstención “será capital” y se pregunta por la legitimidad que tendría entonces el Gobierno electo.

Es extraño que sea el poder judicial y no el legislativo el que decida la fecha de las elecciones.

Es el final lógico de una legislatura en la que el Poder Judicial ha marcado los tiempos: primero disolvió el Parlament con 155, luego convocó elecciones -en lugar del presidente-, decidió quién podía ocupar la presidencia y quién no, quién podía ser diputado y incluso lo que podría publicarse y lo que no, decidirá en última instancia la fecha de la elección. Todo lo que queda es que el poder judicial decida quién los gana también.

La soberanía apunta a la responsabilidad del PSC de fomentar la interposición de recursos contra el aplazamiento de las elecciones.

Todos los partidos, incluido el PSC, acordaron retrasar las elecciones, pero el PSC pidió que fueran en marzo, mientras que el resto abogó por mayo. El PSC quería un aplazamiento más corto que los otros partidos.

Lo que pasa ahora es que el PSC acaba de quemar su cartucho: presentar a Salvador Illa como candidato, venderlo como representante de la eficiencia, el gran hombre que salvaría al país … pero el PSC es consciente de que eso es un elemento de puro marketing y que no perdura en el tiempo.

Han lanzado su torpedo más fuerte y están convencidos de que tiene poco recorrido en el tiempo y que en mayo ya perdería efecto. De ahí su interés electoral.

En ese sentido, es muy chocante el desenvolvimiento de personalidad de Salvador Illa que como ministro de Salud tiene una forma de ver las cosas y como candidato a la Presidencia tiene otra.

En el Estado, el aplazamiento de las elecciones en Galicia y País Vasco se debió normalmente a la pandemia, pero no en el caso catalán. ¿A qué se debe?

Hay un elemento importante: la Generalitat hoy no tiene poder. A partir del 155 el poder desaparece de Cataluña y se trata como una tierra dominada desde Madrid. Galicia y el País Vasco todavía tienen un poder e influencia relativos en Madrid que les permite formular determinadas cuestiones.

Que las elecciones fueran el mismo día en Galicia y en el País Vasco también podría haber facilitado las cosas, si Galicia hubiera estado separada en el mejor de los casos no hubiera sido tan claro.

No hay voluntad de negociar o dialogar con Cataluña, actualmente es una tierra conquistada, no hay respeto por las instituciones catalanas y desde hace tres años se las trata como al enemigo.

Además, hay otra diferencia: en Galicia y País Vasco se agotó la legislatura pero aquí se vota porque el presidente fue descalificado. Al legislador le podría quedar todavía un año, podría haber más flexibilidad, pero se demuestra una vez más que entrando en la renuncia al diálogo, poniendo la ley por encima de todo y usándola como instrumento de violencia contra la sociedad, suceden cosas tan absurdas como esta. .

Las leyes dicen una cosa pero estamos en un contexto de pandemia y en la mayoría de los países buscamos acuerdos para salvar una situación que las leyes no podían prever. Sin embargo, esto no ocurre en Cataluña porque ha provocado la deriva de que los tribunales marcan el paso a la sociedad y la política. Y los tribunales solo miran las leyes, el Gobierno de los Jueces tiene el problema de que solo ve los papeles, no mira a la calle, y mientras la calle se esté muriendo.

¿Cómo se valora desde el ámbito médico catalán que las elecciones podrían ser el 14-F?

Con indignación. La situación es muy grave, no tengo la capacidad técnica para valorar si es peor que en marzo o abril, pero el personal médico con el que hablo está completamente abrumado y muy asustado de lo que está por venir.

Además, el problema no es que la gente no va a votar, sino que los que integran los colegios electorales no pueden negarse a hacerlo, y ese riesgo de contagio … ¿quién lo asume? ¿Quién será el responsable de esto?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here