Se aplaza el juicio del cooperante español acusado por Israel de financiar el FPLP

| |

El 13 de abril, las fuerzas de seguridad israelíes detuvieron en su domicilio, cerca de Belén, a Juana Ruiz, ciudadana española residente en Cisjordania desde 1985. Miembro de los Comités de Trabajo de la Salud de las ONG (HWC), fue acusada el 6 de mayo después de casi un mes detenido, en unas condiciones que llevaron al Gobierno español a hacer una denuncia pública. Los cargos: «recaudación de fondos y financiamiento de una organización terrorista».

Las autoridades israelíes dicen que Ruiz logró «fraude» y facilitó el acceso a grandes sumas donadas desde Europa al Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), una organización política que el Gobierno de Israel (y la UE) considera «terrorista».

Es bajo estas leyes antiterroristas que el activista fue arrestado, acusado y llevado ayer ante un tribunal militar para ser juzgado. Sin embargo, el juicio del recaudador de fondos europeo de HWC, una ONG que brinda servicios médicos en Palestina a los más desfavorecidos, se pospuso para el 1 de septiembre.

Según declaraciones de la portavoz de la familia, Begoña Lalana, recogidas por la agencia Europa Press, la defensa planteó algunas cuestiones y solicitó acceso a nueva evidencia, abriendo un nuevo plazo para que todas las partes se pronuncien.

En una entrevista publicada ayer por el diario español El País, su esposo, el ciudadano palestino Elias Rismawi, informó que no fue hasta el 4 de agosto que pudo visitarla en prisión gracias a la mediación de la Cruz Roja. Le dijo que había pasado cuatro semanas en régimen de aislamiento en la prisión de Ha Sharon, al norte de Tel Aviv, y que tenía miedo de ser trasladado a testificar ayer ante el tribunal militar de Ofer, al norte de Jerusalén, debido a lo «inhumano». condiciones del viaje. Ruiz, de 62 años, niega todos los cargos.

Sin embargo, Shin Beit, el servicio de inteligencia interno israelí que llevó a cabo la investigación, cree que a través de «proyectos ficticios» o «documentos falsos» se recaudó una gran suma de dinero que se utilizó para ayudar a las familias de los militantes del FPLP a reclutar nuevos miembros y hacer proselitismo en Gaza y los territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén Este, según un comunicado Los tiempos de Israel.

Como parte de la operación, Tayseer Abu Sharbak, Said Abdat y Amro Hamouda, funcionarios o exjefes del departamento de finanzas y recaudación de fondos de HWC, también fueron arrestados además de Ruiz, quien figura con el apellido de su esposo.

Según el Monitor de ONG sionistas (dedicado a poner fin a la promoción de «agendas políticas e ideológicas antiisraelíes»), HWC recibió más de 6,6 millones de euros de los gobiernos europeos y de la UE entre 2017 y 2020. Más de la mitad (3,6 millones) vinieron exclusivamente de Suecia.

Ataque armado de 2019

El FPLP es una organización marxista-leninista que se dio a conocer internacionalmente en septiembre de 1970 después del secuestro casi simultáneo de varios aviones de pasajeros de Europa a Estados Unidos. Forma parte de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), el principal movimiento político-militar contra la ocupación y por la consecución del estado palestino.

El FPLP fue acusado en agosto de 2019 de un ataque con bomba contra un asentamiento de colonos judíos en Cisjordania, en el que murió una niña de 17 años. Shin Bet dijo que el grupo se estaba preparando para más ataques de este tipo, y las fuerzas de seguridad israelíes detuvieron a medio centenar de militantes en diciembre de ese año.

El servicio de inteligencia israelí sostiene que el dinero donado por los gobiernos europeos a través de ONG como Juana Ruiz se utiliza para financiar la actividad armada del FPLP.

Pero las ONG de derechos humanos, como el Servicio Penitenciario Palestino Adameer, creen que Israel está aplicando una «política de represión» que busca «desmantelar las organizaciones de la sociedad civil» en Palestina.

Ayer, Elias Rismawi dijo que ni él ni Ruiz militaron en ningún partido u organización, «pero estamos en contra de la ocupación, como todos los palestinos». «Si ese es el crimen de Juana … Israel nunca tendrá cárceles para todos. Aunque ya vivimos en una prisión grande», argumentó.

Previous

Ultiman a preparación da Diada de Catalunya de 2021

Caos en el aeropuerto de Kabul para salir del país tras el avance de los talibanes

Next

Deja un comentario