Rusia condena la «hipocresía» de Washington hacia Cuba

| |

El gobierno ruso ha pedido a los Estados Unidos de América (EE.UU.) y sus «acólitos» que no interfieran en los «asuntos internos» de Cuba en medio de las movilizaciones antigubernamentales de los últimos días, al tiempo que advierte de un intento de Washington de iniciar una «revolución de color» en el país.

«Sólo se requiere una cosa de Estados Unidos y sus acólitos. No interferir en los asuntos de países soberanos», dijo la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zajarova, según la agencia de noticias rusa Sputnik.

En ese sentido, pidió a Washington que detenga la «hipocresía» al abordar la situación en la isla y «deje que los propios cubanos, el gobierno y la población decidan su futuro».

«Si los estadounidenses están realmente preocupados por la situación humanitaria en Cuba y quieren ayudar a la ciudadanía a pie, deben levantar el bloqueo, condenado por todo el mundo», dijo Zajarova.

Moscú fue el principal aliado de La Habana durante la era soviética, y las relaciones entre Rusia y Cuba continúan siendo cercanas hasta el día de hoy.

Los ciudadanos cubanos han salido a las calles en los últimos días para expresar su disgusto por la escasez de productos básicos, como alimentos y medicinas. Las movilizaciones, según denuncias de los participantes, fueron duramente reprimidas por la policía.

Apoyo de China

En este sentido, China también ha salido en defensa del Gobierno cubano. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, dijo que «el embargo estadounidense está en la raíz de la falta de medicinas y energía en Cuba».

El bloqueo fue condenado el mes pasado por la Asamblea General de las Naciones Unidas por vigésimo novena vez consecutiva. La resolución, no vinculante, salió adelante con 184 votos a favor, abstenciones de Colombia, Brasil y Ucrania, y votos en contra de Estados Unidos e Israel.

Zhao ha pedido al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, que levante las sanciones a Cuba, que se relajaron brevemente durante la administración de Barack Obama antes de ser reinstaladas por su sucesor, Donald Trump.

Además, también pidió no inmiscuirse en los asuntos internos de Cuba. «China se opone firmemente a la injerencia extranjera en los asuntos internos de Cuba», dijo Zhao, quien también elogió el trabajo realizado por el gobierno de la isla en la lucha contra el Covid-19.

Previous

Biden y Merkel, unidos ante Rusia pero con discrepancias

Bruselas abre caso contra Hungría y Polonia por sus leyes anti-LGTBI

Next

Deja un comentario