Para la Fiscalía del Estado, la cobertura legal de la repatriación de menores no …

| |

La «situación excepcional» en la que se encuentra la Ciudad Autónoma de Ceuta desde mayo, cuando entraron miles de personas, entre ellas 1.500 menores de edad, tras abandonar la vigilancia policial marroquí de la frontera-, es el principal motivo utilizado por la Fiscalía del Estado para oponerse a la suspensión temporal de las deportaciones masivas de menores no acompañados desde Marruecos.

La misiva, hecha pública la noche del viernes, omite toda responsabilidad del ejecutivo estatal, y mantiene en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 1 de Ceuta la «más que establecida situación de excepcionalidad, anormalidad y emergencia humanitaria» de la ciudad, estimando el número. de menores víctimas de esta situación en al menos 1.100 personas. 758 en centros temporales locales, y otros 400 o 500 deambulando por el territorio, «expuestos a todo tipo de riesgos sociales, sanitarios, morales y físicos, poniendo incluso en riesgo su vida», dice la Defensoría.

Asimismo, afirma que el Poder Judicial del Tribunal de Ceuta no «sopesó el interés general» cuando dictaminó que se habían detenido las repatriaciones masivas, ignorando «la grave alteración de los intereses generales».

Culpa a Ceuta y apoya las continuas deportaciones

En los alegatos de la Fiscalía del Estado se reitera que se trasladan a Ceuta las competencias en materia asistencialAsí, el Gobierno que preside Juan Jesús Vivas (Partido Popular) es «la parte principal del procedimiento de implementación del Acuerdo Internacional de 2007 alcanzado con el Reino de Marruecos, vigente desde 2021», sostiene.

En este sentido, Ceuta se encargaría de cumplir con la normativa vigente y de garantizar «un análisis individualizado de la situación de los menores a través de sus medios o en colaboración con la fundación SAMU», afirman.

Hace cuatro días, el Ejecutivo de Ceuta reconoció que a los menores que fueron devueltos luego de iniciadas las deportaciones no se les entregaron informes individuales como exige la ley.

Sin embargo, para la Fiscalía del Estado, estas repatriaciones de menores no acompañados desde Marruecos tuvieron una cobertura legal «adecuada y suficiente», por lo que la deportación debe continuar.

Mohamed VI celebra la «nueva etapa inédita» de las relaciones con España

Ese mismo día, el rey de Marruecos, Mohamed VI, se basó en un discurso en la «nueva etapa inédita» que acaba de abrirse con el Estado, fruto de unas negociaciones que él siguió «personalmente de forma directa».

Previous

La CUP confía en un referéndum unilateral al final del diálogo

La Unión Europea reconoce los «contactos operativos» con los talibanes

Next

Deja un comentario