Más evidencia de la participación de Macri en el envío de armas durante el golpe en …

| |

La investigación avanza y cada vez hay más evidencias que involucran al expresidente argentino Mauricio Macri y miembros de su gobierno (conservador) con el presunto envío de armas y material antidisturbios a Bolivia. Munición que terminó en manos de las fuerzas que apoyaron el golpe de 2019 contra el entonces presidente Evo Morales.

La Gendarmería Argentina -una fuerza de seguridad militar similar a la Guardia Civil española- confirmó este jueves que la entrega a su parte se haría a policías y miembros de la Fuerza Aérea de Bolivia (FAB).

Pero desde el actual gobierno argentino (progresista) del presidente Alberto Fernández apuntan más alto. Según lo informado por el periódico Página 12, en la denuncia que presentará el Ejecutivo apunta a una mayor responsabilidad del propio Macri en la trama de apoyo argentino al golpe de Estado contra Morales. Además, involucra al exjefe de Gabinete Marcos Peña, al excanciller Jorge Faurie y al exsecretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo.

“El contrabando de armas a Bolivia ha sido ordenado y organizado directamente por las máximas autoridades del Gobierno Nacional, con el ex presidente Mauricio Macri al frente”, dice la denuncia del actual Ejecutivo.

El canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, denunció a principios de julio que el gobierno de Macri había enviado al país vecino armas que fueron utilizadas durante las protestas de 2019. El jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, Jorge Gonzalo Terceros, había enviado una carta a El embajador de Argentina en La Paz, Normando Álvarez, «agradeciendo la colaboración».

Orde presidencial

El mes pasado se abrió la investigación interna y se presentó una primera denuncia. El 12 de noviembre de 2019 es el día en que, hacia la medianoche, un avión con un contingente de once gendarmes despegó hacia La Paz, transportando las municiones que terminarían en posesión de la Policía y la FAB. Horas antes, Macri se reunió con Faurie en la Casa Rosada, según la denuncia del gobierno actual. Fue entonces cuando se suponía que se daría la orden de hacer esa entrega de material antidisturbios.

La exministra Patricia Bullrich compró municiones antidisturbios para la Cumbre del G20 de 2018 en Buenos Aires. Las balas no se utilizaron en ese momento y fueron trasladadas a Bolivia. En concreto, se sabe que 40.000 terminaron en posesión de la FAB y otros 26.900 de la Policía Boliviana.

Previous

Ya es otoño en el Afganistán talibán

Ecos de la Guerra Fría en la resistencia anti-talibán

Next

Deja un comentario