Los partidos luchan en Madrid por las 26 plazas naranjas

| |

Finaliza una dura semana para la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas. En los últimos días se ha visto la desaparición de la posibilidad de que la formación naranja presidiendo la Región de Murcia, se constate como la mitad del grupo parlamentario de esa comunidad dio la espalda y renunció a la moción de censura firmada horas antes, y sufrió múltiples pérdidas en el partido, incluidas, dos bajas en el Congreso, así como el paso de Cs al grupo mixto en el Senado, tras el incesante goteo del abandono.

Todo apunta a que continuarán los traspasos de Cs al PP, teniendo en cuenta la fecha del 4 de mayo, día de las elecciones en Madrid. Apenas ha pasado un mes desde que el partido Arrimadas perdió 30 escaños en las elecciones catalanas (de 36 a 6) y PP, Vox y PSC lucharon por ganar el electorado naranja. En las encuestas catalanas el PSC subió 15 escaños (subiendo a 33), Vox entró con 11 y el PP no se quedó con minutos de Cs, al contrario, perdió un escaño.

Ahora, en Madrid, los mismos partidos vuelven a competir para convencer al electorado de que en 2019 votaron C en las elecciones de Madrid. Entonces, la primera fuerza fue el PSOE, con 37 escaños; el segundo el PP, con 30; seguido de cerca por Cs, con 26. Vox obtuvo 12.

Pero las encuestas publicadas apuntan a algo muy diferente a Cataluña: el PP se beneficiaría de la pérdida de Cs. El grueso de las encuestas dan a la popular presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, una subida de 26 escaños, todos ellos con C en la Asamblea de Madrid. La formación naranja superaría ligeramente un Barrera del 5%, el mínimo para obtener representación. El PP se lanza en busca del votante de Cs y Vox, partiendo del discurso de extrema derecha y ultraespañola, y presenta a Ayuso como un «punto de unión» contra Pedro Sánchez.

El PSOE, por su parte, acude a las urnas con el convencimiento de que el perfil «sensato» y «moderado» de su candidato, Ángel Gabilondo, podrá atraer al electorado de «centro» y «centro-derecha» que deja libre a Cs, y también como alternativa a la polarización generada por Ayuso y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

Iglesias ve «más que probable» que Ayuso acabe en prisión

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ve «más que probable» que al investigar «de verdad» a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, «ser acusado y terminar en la cárcel». Para Iglesias, candidato a la presidencia de Madrid, «es un peligro para la democracia que esta gente pueda gobernar. Son peligrosos, cuando decimos que el PP es sinónimo de delincuencia y de delincuencia estamos diciendo la verdad», dijo ayer en una entrevista en TVE.

Sobre la decisión del portavoz de Cs en el Congreso, Edmundo Bal, de postularse en las primarias para postularse a la presidencia de Madrid, Iglesias ha subrayado que «respeta» pero cree que es «demasiado tarde» porque, a su juicio, la formación naranja «. Cometió un error muy grave al ir a Columbus Square «. En cuanto a Más Madrid y el PSOE, prometió que no saldrá «una mala palabra» en la campaña.

Previous

Estados Unidos abre un frente con Rusia sin planes de cerrar China

La importancia de decir cornic

Next

Deja un comentario