Los líderes de la derecha española llenan a Colón pero evitan la foto

| |

Unas 25.000 personas ─126.000 según la Policía Municipal de Madrid─ se reúnen esta tarde en la Plaza de Colón de Madrid, hasta completar aforo, para mostrar su rechazo a la concesión de indultos a los políticos condenados por el ‘juicio’. En él se encontraban los representantes de las tres formaciones de la derecha política española, Vox, Partido Popular mi Ciudadanos, pero esta vez no quisieron repetir la foto conjunta.

Una de las ausencias más notorias fue la del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feixoo, quien, al igual que otros hombres populares, argumentó razones de agenda para no asistir. En lugar de eso, fue Miguel Tellado, número dos del PPdeG.

El mitin, convocado por la plataforma Unión 78, estaba programado para comenzar a las 12 pm, pero finalmente tuvo que retrasarse casi una hora debido a dificultades técnicas. La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, también tuvo dificultades logísticas esta vez para acceder a la plaza debido a la multitud de gente que se acercó.

Según los promotores, se trata de un mitin «transversal» donde personas de «distintas ideologías», también «muchas» que votaron por el PSOE, estarán «unidas en defensa de lo común». «Ahí todos tenemos la misma carta» y «somos españoles, defendemos la democracia y la Constitución» además de la «unidad de la nación española», en palabras del expresidente de UPyD, Rosa Díez. En el escenario Colón no se espera que haya representantes políticos sino solo miembros de la Unión 78, según fuentes de la plataforma convocante.

Esta protesta se produce unos días después de que el jefe del Ejecutivo estatal, Pedro Sánchez, pidió desde Argentina «compresión y magnanimidad» a la sociedad española en defensa de los indultos y destacó que, aunque entiende «las reparaciones», el «gol vale la pena» porque hay que dar pasos en la «distensión de la convivencia».

No obstante, PP, Cs y Vox rechazan los argumentos del Ejecutivo del Estado y consideran que aún hay «más motivos» para protestar, sobre todo cuando se conoció que la Guardia Civil intervino en octubre de 2020 la hoja de ruta de ERC para forzar indultos y reactivar el unilateral ruta, algo que cuestionaría la supuesta renuncia al unilateralismo expresada por carta hace unos días por el líder de ERC Oriol Junqueras.

Previous

Madrid reconoce la transmisión comunitaria de la variante india

Ione Belarra se convierte en la nueva secretaria general de Podemos

Next

Deja un comentario