«Libertad o comunismo» en peruano

| |

«Debemos evitar la instalación de un modelo comunista y expropiatorio», dijo Keiko Fujimori en una entrevista con el diario. El Comercio (conservador) el 19 de abril, poco después de que se conociera que enfrentaría a Pedro Castillo en la segunda vuelta.

Castillo, sindicalista, es representante del izquierdista Perú Libre y fue el candidato más votado en la primera vuelta de las elecciones presidenciales peruanas, celebrada el 12 de abril. Fujimori, hija del ex dictador Alberto (1990-2000) y representante de la Fuerza Popular, un partido populista de derecha y neoliberal, quedó en segundo lugar. Uno de los dos será elegido nuevo presidente del país mañana.

discurso de miedo

El 11 de marzo, el fiscal anticorrupción peruano José Domingo Pérez presentó ante el tribunal el informe de investigación sobre Fujimori por ocultar presuntas donaciones ilegítimas de Odebrecht y otras empresas en sus anteriores campañas electorales. Los fiscales han pedido más de 30 años de prisión por organización delictiva, blanqueo de capitales, falsificación y obstrucción a la justicia.

Sin embargo, tanto en los medios de comunicación como en buena parte de la sociedad peruana, los mensajes de «libertad o comunismo», los que amenazan a un Perú «chavista» y los que incluso vinculan a Castillo con Sendero Luminoso, en un ejercicio de terruqueo «a la acción de relacionar con el terrorismo cualquier idea o comportamiento que pueda ser percibido como radical por sectores conservadores, muy abundante en la sociedad peruana», explica Fundeu, fundación de la Real Academia Española y la agencia de noticias EFE para o uso do bo español nos medios).

Errores de campaña

Nesta tesitura, coa ameaza do «Demoler, demoler la estación del tren; Echemos abajo la estación del tren» que cantaban Los Saicos, grupo peruano de roca de garaje y el protopunk de los sesenta, la ventaja que acumuló Castillo sobre Fujimori en abril se ha ido reduciendo en las últimas semanas. Las últimas encuestas apuntan a un empate técnico, con una ligera ventaja sobre las primeras.

Según analizaron las empresas encuestadas en una reunión con medios internacionales esta semana, la remontada también se explica por los errores de Castillo durante la campaña, como declaraciones realizadas el lunes pasado donde señaló que «el feminicidio es producto de la holgazanería que genera el propio Estado, el desempleo, crimen «. Palabras que provocaron indignación en grupos feministas en un país donde en 2020 fueron asesinadas 138 mujeres. Castillo dijo que fueron sacados de contexto, pero sirvieron como munición para Fujimori.

También para la mayoría de los medios, que afecten de manera temerosa los aspectos más sociales de su economía, como la intención de renegociar contratos con empresas mineras y «un nuevo impuesto a las ganancias» para estas grandes empresas en un sector clave en el país (60% de las exportaciones). ).

«Habitaciones en la sartén»

“Pedro Castillo ratifica en materia de ahorro y propiedad privada”, tituló. la República (progresivo) en una crónica de esta semana después de un mitin en Arequipa. Allí dijo: «Basta de bromas, la gente es inteligente, las trampas y las mentiras se acabaron, la terruqueo económico; mañana el dólar y el pan seguramente subirán. Esta semana va a haber una subida de costes, de precios, para decir que es porque va a venir Pedro Castillo al Gobierno ”.

Las empresas encuestadoras señalaron que en los sectores populares del país este mensaje pesaba más que el discurso del miedo. Pesó más el lema que Castillo contrasta con el de «libertad y comunismo. El que dice:» No más pobre en un país rico «.

Previous

Se estaban produciendo cambios dentro del gobierno del estado

«La resolución del conflicto va más allá» perdona, defiende Pere Aragonès

Next

Deja un comentario