La tormenta deja a cientos de evacuados en el este de España

| |

13 territorios del estado se encuentran en alerta por la tormenta de lluvia y granizo provocada por la aislada depresión en niveles altos (Dana), fenómeno meteorológico conocido coloquialmente como gotas frías, que dejó desde el miércoles cuatro personas evacuadas y carreteras cortadas, así. como edificios y fábricas en desuso.

Pese a ello, ya pasó lo peor, dijo Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien señaló este jueves que, a pesar del granizo y las fuertes rachas de viento, mañana «la situación tenderá, poco a poco, a la normalidad», con posibilidad de tormentas aisladas y de baja intensidad en el noreste del estado durante el fin de semana.

Del Campo destacó que es necesario realizar un estudio de atribución para saber si esta Dana está relacionada con el cambio climático, luego de que se publicara esta semana un informe de la Organización Meteorológica Mundial en el que concluyen que los fenómenos meteorológicos extremos se han multiplicado por cinco en Estados Unidos. Estados últimos 50 años.

El jueves, los territorios más afectados por la Dana fueron Aragón, Cataluña, Valencia, Baleares y Navarra, con diferentes zonas en nivel de alerta naranja por tormentas y lluvias, que provocaron el desborde de varios ríos.

En la madrugada del miércoles, unos 9.000 rayos en Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid y Navarra, transmitió Aemet, pero las zonas con más incidencias por lluvias torrenciales fueron Castellón, Toledo y Tarragona.

En la comarca catalana del Montsià, en el delta de la desembocadura del río Ebro, casi 200 personas fueron evacuadas de sus viviendas y de un camping que se inundó. En la localidad de Alcanar, donde un el promedio anual es de 490 litros por metro cuadrado, llovió en tres horas 252 litros por metro cuadrado.

En Vinarós, primer municipio tras cruzar la frontera del País Valenciano, varias personas quedaron atrapadas en sus vehículos, escena que se repitió en diferentes puntos del estado. En el centro de la península se inundaron varios barrios de Toledo y hubo que cerrar el metro de Madrid.

Amais, murieron dos turistas alemanes de 23 y 25 años en la madrugada de miércoles a jueves en Manacor (Mallorca), tras salir a nadar en medio del temporal.

Alerta en el Mar Menor por un fenómeno cada vez más común

En 2019, la Dana que afectó la costa mediterránea provocó una mortandad masiva de peces y mariscos en el Mar Menor, cuando la lluvia arrasó con los nitratos de los fertilizantes de la agricultura intensiva, generando la multiplicación del fitoplancton y la disminución del oxígeno.

La falta de prácticas agrícolas como los tradicionales bancos de secano (el último fue destruido en 2011), que retienen agua en estas situaciones, agravó un problema que reaparece periódicamente como consecuencia de la proliferación de miles de hectáreas de cultivos ilícitos que el Gobierno murciano evita sancionar, denunció la semana pasada la portavoz del Ejecutivo del Estado, Isabel Rodríguez.

El último episodio de mortalidad en el estanque se remonta a unas pocas semanas, pero si sufría los efectos del Dana el desastre ecológico podría alcanzar un nuevo nivel.

Previous

Protege la biodiversidad para salvarnos

La OMS analiza una nueva variante de Covid-19 detectada en Colombia

Next

Deja un comentario