La “refundación” del nacionalismo y la independencia canarios golpea la pandemia

La “refundación” del nacionalismo y la independencia canarios golpea la pandemia

Ahora Canarias tuvo como prioridad la “refundación de la independencia canaria” pero se encontró con la pandemia Covid-19, que está dificultando el proceso para alcanzar los objetivos marcados. Así lo manifestó hoy el representante de la formación Vicente Quintana, quien participó de una nueva charla organizada por la Fundación Galiza Semper.

Bajo el título “El nacionalismo canario en el contexto actual”, Quintana analizó la evolución de esta corriente desde el siglo XIX hablando del “proyecto de ley” que pasó “el brutal giro a la derecha de la Coalición Canaria”. En su opinión, la creación de esta confluencia hizo del nacionalismo un “muro de contención”.

Antes habían tenido momentos en los que, dijo, no podían “aprovechar” para tomar una posición firme. “En las primeras elecciones democráticas aquí, el nacionalismo fue la tercera fuerza política y en el ’82 se empezó a sentir el declive”, lamentó.

Con las cartas que tienen después de ese pasado, es necesario trabajar para recuperar algunos trabajos realizados en el pasado con la visión de que “la gente tiene el poder de decidir lo que quiere y puede ser un futuro brillante para Canarias, pero para todos y varios, no para unos pocos “.

Sin “caer en viejos vicios”, quieren avanzar hacia una distribución más equitativa de la riqueza o de la economía, ya que estimó que poco más de 4.000 vecinos se quedan “con la patata caliente del PIB” de las islas.

Aludió a esa imagen idílica porque en la actualidad “la dependencia del exterior es terrible, ya que el 80% de lo que se consume tiene que ser exportado”. El papel de “colonia” del estado español, del que quieren escapar, convirtió al turismo en la principal fuente de ingresos después de “destruir la poca industria que había, la flota pesquera, lo poco que teníamos que negociar con otros lugares”. .

“Tenemos que exportar porque dijeron que podemos atender a hoteles y poco más; son las leyes que impone la nación que nos conquistó, que nos trata como a una colonia”, reflexionó Quintana, especialmente preocupado de que Canarias sea visto como un afluencia turística pero también como “una gigantesca prisión de migrantes que no quieren estar aquí”.

Tras sufrir un “abuso institucional”, desde Ahora Canarias advierten que están “en una quiebra social y económica”. “La triste realidad es que estamos en quiebra”, resumió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *