La Península Ibérica, una jaula de animales

| |

España: 86.688.972. Portugal: 12,717,810. Es el número de animales del sector ganadero de estos dos estados de la UE que se crían en jaulas. Es decir, el 89% de su total en ambos casos. Pollos, cerdos, terneros, conejos … que en algunos casos quedan confinados a espacios tan reducidos que ni siquiera pueden ponerse de pie o cambiar de posición.

A nivel comunitario, más del 90% de los conejos se crían en jaulas. La gran mayoría de las cerdas también pasan la mitad de su vida confinadas: hasta seis meses al año en jaulas estrechas, donde se detienen y tienen que amamantar a sus crías a través de rejas. El documental Maternidad («Motherhood»), de la holandesa Eline Helena Schellekens, refleja esta situación.

Para ponerle fin, 170 ONG dedicadas a los derechos de los animales en la UE han lanzado la campaña End the Cage Age para promover una Iniciativa Ciudadana Europea (ICE), una iniciativa legislativa popular a nivel de la UE.

Lanzado el 11 de septiembre de 2018, logró superar el umbral del millón de firmas (1.397.113) y el apoyo mínimo en 18 estados miembros de los siete requeridos dentro de los plazos establecidos.

Se entregó el 2 de octubre del año pasado y esta semana consiguió dar un paso más al conseguir el apoyo del Parlamento Europeo, que tras debatirlo el 15 de abril aprobó una resolución instando a la Comisión a legislar para acabar con la cría de animales enjaulados antes de 2027. Hubo 558 votos a favor, 37 en contra y 85 abstenciones.

Esta gran mayoría es un reflejo del sentimiento de la ciudadanía. El Eurobarómetro especial sobre «Actitudes europeas hacia el bienestar animal» registra que el 82% de los residentes de la UE cree que la protección actual es inadecuada y debe mejorarse.

Período de transición

Sin embargo, el Parlamento Europeo destacó que debería ofrecerse un «período de transición apropiado» basado en una «evaluación de impacto con criterios científicos» y un enfoque basado en especies.

Además, se hizo hincapié en que, aunque varios Estados ya están aplicando con éxito alternativas a la cría en jaulas, se necesita legislación a nivel comunitario para garantizar la igualdad de condiciones para todos los productores de la UE.

El texto aboga por una política alimentaria más integral para apoyar la transición a un sistema alimentario más sostenible. Pero también para evitar que las pequeñas y medianas explotaciones abandonen la producción ganadera y evitar una mayor concentración en las grandes explotaciones.

Ahora el Parlamento Europeo tiene la última palabra, que se espera que se anuncie oficialmente antes del 30 de junio. Durante el debate, la comisaria de Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, no quiso comprometerse con el Parlamento con la fecha de 2027, pero afirmó que la transición se produciría «lo antes posible». También dijo que se está estudiando exigir los mismos estándares de bienestar animal para la carne importada de fuera de la UE.

Entre los estados con la legislación más avanzada se encuentran, por este orden, Austria (3%), Luxemburgo (3%), Suecia (8%), Alemania (14%) o los Países Bajos (17%). Los porcentajes se refieren al número de animales criados en jaulas.

Entre los más alejados del bienestar animal en su cría, los países bálticos y orientales. Los que tienen mayor porcentaje de animales enjaulados son Portugal y España, con un 89%, y Malta, con un 99%. Pero por número total, con sus casi 87 millones, España gana por goleada.

España, uno de los cinco estados de la UE que pueden producir foie gras

La resolución adoptada por el Parlamento Europeo también pide a la Comisión que presente una propuesta para prohibir las prácticas de engorde crueles e innecesarias de patos y ocas para la producción de foie gras.

Muchos estados de la UE y sus alrededores, como Luxemburgo, Noruega, Suiza, Dinamarca, Países Bajos, Polonia, Finlandia, Alemania, Reino Unido o Italia, prohíben la producción de foie de pato o de oca. La práctica de la alimentación forzada se definió como perjudicial para el bienestar animal en un informe del Comité Científico Veterinario de la UE y posteriormente se prohibió.

Sin embargo, una excepción a esta regla permite su producción en Francia, Bulgaria, España, Hungría y Bélgica, territorios desde donde se exporta el foie gras a todos los países europeos donde aún se permite su venta.

Previous

Mayor autonomía para Groenlandia y las Islas Feroe

Madrid reconoce la transmisión comunitaria de la variante india

Next

Deja un comentario