La pandemia deja un legado de pobreza, violencia y desigualdad entre las mujeres

La pandemia deja un legado de pobreza, violencia y desigualdad entre las mujeres

La primera línea de defensa en la lucha contra Covid está formada por las mujeres, que son el grupo mayoritario en los servicios de salud (76%) y asistencia en el mundo (86%). Sin embargo, apenas están representados en el proceso de toma de decisiones. Según un estudio de 2020, de 115 equipos que trabajan a nivel nacional contra el coronavirus en 87 estados del mundo, el 85,2% estaban compuestos principalmente por hombres, mientras que en el 11,4% la mayoría eran mujeres, y en 3, 5% eran iguales.

Esta fue una de las denuncias realizadas ayer con motivo del Día Internacional de la Mujer, que tomó el lema “Mujeres y liderazgo: Logrando un futuro igual en un mundo Covid-19”, para resaltar el inmenso esfuerzo que realizan para superar la salud global. crisis. y que se ha marcado en todo el mundo con diferentes actos y manifestaciones.

El efecto del coronavirus también tuvo un impacto significativo en la atención domiciliaria y el trabajo de cuidado no remunerado: las mujeres dedican 62 horas a la semana al cuidado de los niños (en comparación con las 36 horas de los hombres) y otras 23 horas a la semana haciendo la tarea. .

Hay más datos socioeconómicos que siguen haciendo del 8 de marzo un día necesario. Según Naciones Unidas, casi el 60% de las mujeres en todo el mundo trabajan en la economía informal, lo que hace que ganen menos, tengan menos oportunidades de ahorrar y un mayor riesgo de caer en la pobreza. En general, las mujeres ganan un 23% menos que los hombres y su representación política es insuficiente: ocupan solo el 24% de los escaños parlamentarios. Además, uno de cada tres tuvo algún tipo de experiencia de violencia física y sexual.

Estas cifras solo empeoraron durante la pandemia. En el caso concreto de la UE, según un informe publicado por la Comisión, las desigualdades se han exacerbado en casi todos los ámbitos de la vida, dando pasos hacia atrás en los últimos años. Así, por ejemplo, en Francia hubo un aumento del 32% en los episodios de violencia de género dentro del hogar al inicio del encierro; en Irlanda el número de sentencias se ha quintuplicado; y en España las llamadas de emergencia aumentaron un 18%.

Actos desde o domingo

En Europa, el Día Internacional de la Mujer estuvo marcado por restricciones pandémicas, pero no impidió que ocurrieran muchos eventos. En algunos lugares, como Francia, ya se adelantaron el domingo, con miles de personas concentradas en París, Lyon, Montpellier o Marsella, y ayer se convocó una huelga de mujeres, una jornada que concentraba el grueso de los acontecimientos del mundo.

Por ejemplo, en Australia, cientos de trabajadoras se reunieron frente a edificios gubernamentales en Sydney para condenar la violencia contra las mujeres y pedir igualdad en el lugar de trabajo. El gobierno acaba de lanzar una campaña multimillonaria para alentar a las personas a denunciar cuando son testigos de la falta de respeto hacia las mujeres, en medio de la controversia sobre la violación de tres empleados del primer ministro Scott Morrison el mes pasado.

También en India, alrededor de 20.000 mujeres se han unido a la manifestación de agricultores desde diciembre en las afueras de Delhi en protesta por las nuevas leyes que abren el mercado de producción agrícola a los inversores privados. Las mujeres dieron discursos y realizaron pequeñas marchas.

En Rusia, una festividad, se celebró con desfiles. El 8 de marzo se conmemora en los antiguos países de la URSS desde 1917, cuando las mujeres ganaron el derecho al voto (la fecha fue adoptada en 1967 por el movimiento feminista, y en 1977 la ONU lo estableció como día oficial; aunque el Día Internacional de la Mujer se celebra en Estados Unidos desde 1910 y en varios países europeos desde 1911).

Al otro lado del Atlántico, en América Latina, la jornada también se vivió con especial intensidad luego de un año de pandemia, con un legado de 118 millones de mujeres en situación de pobreza, una caída sin precedentes de la tasa de empleo y el aumento de los feminicidios.

En Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, entre otros países, se organizaron concentraciones, con fuerte presencia policial en algunos casos. En México, los edificios oficiales fueron vallados y las feministas los convirtieron en “muros de la memoria”, escribiendo los nombres de las mujeres asesinadas.

“Feminismo y autodeterminación”, seminario sobre las barreras a las mujeres en la política

La Alianza Libre Europea (EFA) organiza mañana un seminario virtual a través de Zoom para analizar los desafíos diarios a los que se enfrentan las mujeres en el mundo de la política. “La participación plena y activa de las mujeres en la política es fundamental en la democracia”, señalan desde el partido político europeo que representa a casi medio centenar de formaciones nacionalistas progresistas en la UE.

O seminario, Feminismo y autodeterminación, comenzará a las 6 pm (es necesario registrarse en la web). Contará con Jule Goikoetxea, investigador en Teoría Política; Jill Evans, ex eurodiputada de Plaid Cymru; Valentina Servera, de la organización juvenil ALE; y Lorena López de Lacalle, presidenta de la ALE. Cuáles son las barreras de las mujeres en la política y sus causas y cómo lograr una mayor participación serán los temas centrales a abordar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *