La ONU detalla el «castigo colectivo» al que son sometidos los afganos

| |

Un grupo de relatores de derechos humanos de la ONU denunció ayer que las autoridades talibanes en Afganistán están institucionalizando la discriminación sexual «a gran escala» y «sistemática» contra mujeres y niñas.

Los expertos reiteraron su alarma por las medidas implementadas desde agosto de 2021 en el país, que calificaron de “castigo colectivo contra mujeres y niñas”. “Nos preocupan los esfuerzos continuos y sistemáticos para excluir a las mujeres de las esferas social, económica y política en todo el país”, dijeron, y señalaron que estas preocupaciones se exacerban en los casos de mujeres pertenecientes a minorías étnicas, religiosas y lingüísticas en Afganistán.

Además, advirtieron sobre el aumento del riesgo de explotación de mujeres y niñas, incluida la trata para el matrimonio forzado y el matrimonio infantil, así como la explotación sexual y el trabajo forzado.

Los relatores destacaron que estas políticas se están implementando a través de una batería de medidas que prohíben a las mujeres regresar a sus puestos de trabajo, obligarlas a estar acompañadas de un familiar en espacios públicos o imponer un estricto código de vestimenta.

“Además de restringir severamente su libertad de movimiento, expresión y asociación y participación en los asuntos públicos y políticos, estas medidas han afectado la capacidad de las mujeres para trabajar y ganarse la vida, empujándolas aún más a la pobreza”, subrayaron. En ese sentido, destacaron que las mujeres jefas de hogar fueron “especialmente golpeadas” ante la “devastadora” crisis humanitaria.

Sin educación

Existe una especial preocupación, subrayó el grupo, por la negación del derecho de las mujeres y las niñas a la educación, argumentando que las clases deberían estar segregadas y condicionadas a un entorno islámico.

En este sentido, el viceministro de Cultura del Gobierno afgano y portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, dijo en declaraciones a los medios de comunicación que están trabajando para reabrir las escuelas de niñas en todo el país a partir del 21 de marzo, cuando comienza el Año Nuevo afgano. Es la primera vez que un miembro del Gobierno da una fecha concreta.

El movimiento talibán no ha prohibido oficialmente la educación afgana, pero ha cerrado las escuelas secundarias y ha impedido que las mujeres asistan a la universidad. Solo las niñas de hasta 12 años reciben algún tipo de aprendizaje reglado.

Previous

El noble gesto de la capitana del Lleida que difiere del derbi sevillano

El motivo personal por el que Ferran Torres ha fichado por el Barça

Next

Deja un comentario