La fiscal Ybes Bertossa descubre una nueva cuenta vinculada a Juan Carlos I en Suiza

| |

Un día después de que Felipe VI defendiera en Santiago de Compostela la honestidad y la transparencia como principios rectores de la actuación de los funcionarios públicos, se conoció que el fiscal suizo Ybes Bertossa descubrió una nueva cuenta bancaria vinculada al padre del monarca español en la sucursal ginebrina de Credit Suisse.

O diario El Confidencial tuvo acceso a la documentación de la investigación de la justicia suiza, que certifica la existencia de una cuenta con el número 0251-401740-42 a nombre de Lactuva SA, empresa con domicilio fiscal en Panamá.

Sería una pantalla de Aba Legal Bureau, el bufete de abogados panameño encargado de montar la empresa que utilizó el rey emérito para recaudar $ 100 millones de Arabia Saudita, operación que actualmente está siendo investigada por la Fiscalía de la Corte Suprema. En esta línea, se destaca que uno de los directores de Lactuva SA, Harmodio Tejeira, está relacionado con más de 2.800 empresas instrumentales.

La cuenta de Lactuva SA fue descubierta después de recibir tres transferencias de dinero de la Fundación Zagatka. La entidad, constituida en 2003 en Liechtenstein, con 9.000 euros, abonó gastos a Juan Carlos de Borbón por un importe de ocho millones de euros, siendo su supuesto administrador el primo del monarca Álvaro de Orleans. Precisamente este último, negó, frente a Bertossa, conocer la identidad de los dueños de Lactuva SA, quienes fuentes en la investigación consideraron un nuevo instrumento en el opaco entramado financiero articulado por el padre de Felipe VI.

Las transferencias de las cuentas de Zagatka a Lactuva fueron ejecutadas por Arturo Fasana, el contable suizo cuyo nombre apareció repetidamente en el sospechoso negocio del rey emérito. Así, el 8 de febrero de 2008, Fasana ordenaría a Credit Suisse depositar 19.030 euros de Zagatka a Lactuva. El 14 de abril de 2008 repetiría la operación para enviar otra remesa de $ 25.000 de la fundación a la empresa panameña.

Y finalmente, el 15 de julio de 2008 firmaría un pago final de Zagatka a Lactuva por 50.000 euros. Las tres transacciones documentadas por la justicia suiza ascendieron a 85.044 euros.

El nuevo relato del rey emérito se hace público días antes del primer aniversario de su partida a los Emiratos Árabes Unidos y cuando la Casa Real trabaja para abrir un cortafuegos que no involucre a Felipe VI en los negocios de su padre.

Previous

La justicia de la UE admite apelaciones para el caso Altsasu

A incerteza democrática regresa a Tunisia

Next

Deja un comentario