HRW denuncia el acoso de Marruecos a un Sahara independentista

HRW denuncia el acoso de Marruecos a un Sahara independentista

Human Rights Watch (HRW) informó hoy que la activista independentista saharaui Sultana Jaya ha estado bajo vigilancia de las fuerzas de seguridad marroquíes durante tres meses, impidiendo que los visitantes lleguen a su casa y siguiéndola cuando se va.

La activista dice en el informe que en los últimos meses apenas ha salido de casa y las veces que lo hace es seguida por un policía tanto de uniforme como de civil. También denunció que las fuerzas de seguridad se habían aprovechado de su visita a España para allanar la casa y golpear a su madre, de 84 años, en la cabeza.

Ella misma también fue agredida por un agente que le arrojó una piedra mientras grababa el dispositivo de seguridad alrededor de su casa desde la ventana en un incidente que el Consejo Nacional de Derechos Humanos de Marruecos dijo que estaba investigando.

Por su parte, la Delegación Interministerial de Derechos Humanos respondió a HRW señalando que ni ella ni su familia están “bajo ninguna forma de acoso o vigilancia”. Y que la madre de Jaya simplemente “perdió el conocimiento”.

Acción diplomática

Por otro lado, el Gobierno de Marruecos ha recibido en las últimas horas un nuevo impulso a sus políticas respecto al Sáhara Occidental, con la inauguración por parte de Jordania de un consulado en la ciudad saharaui de El Aaiún. El gesto se produjo como resultado de las tensiones con el Polisario en la zona de Guerguerat, en la frontera con Mauritania.

El viceprimer ministro y ministro de Relaciones Exteriores de Jordania, Ayman Safadi, estuvo en la ciudad para la inauguración, donde destacó que es una señal del apoyo de Ammán a la integridad territorial del país africano, informó la agencia de noticias estatal jordana Petra.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Naser Burita, dijo que Marruecos estaba “celebrando profundamente” la posición de Jordania y destacó los lazos de amistad entre los monarcas marroquí y jordano, Mohamed VI y Abdullah II, respectivamente.

La respuesta de Alemania

Además, también esta semana un portavoz de la cancillería alemana reiteró que la posición del país sobre el Sahara no ha cambiado y que para ellos es un territorio cuyo “estatus no está claro”, citando resoluciones de la ONU.

A principios de esta semana, se filtró una carta del gobierno marroquí en la que describía su malestar con Alemania, supuestamente por el tema del Sáhara Occidental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *