El Gobierno aprueba una nueva reforma educativa

0
7

La nueva ‘Ley Celaá’ acabará con la ‘Ley Wert’

El pleno del Congreso aprobó este jueves 19 de noviembre el dictamen de la Comisión de Educación sobre la Lomloe, la reforma educativa ya conocida como la ‘Ley Celaá’, y lo hizo con los votos a favor de las formaciones que integran el Gobierno -PSOE y Unidas Podemos-, así como con las de ERC, PNV, Compromís y Más País. El texto obtuvo 177 apoyos, es decir, mayoría absoluta de la Cámara, requisito preciso para modificar una ley orgánica. Votaron en contra los 148 diputados del PP, Ciudadanos, Vox, Coalición Canaria, CUP, PRC y UPN. Por tanto, la iniciativa se remitirá al Senado para continuar su trámite parlamentario.

El BNG se abstuvo, al igual que EH Bildu, Junts y Teruel Existe. El bloque parlamentario en el Congreso, Néstor Rego, admitió que se están avanzando en relación a la ‘Ley Wert’, pero señaló que “son insuficientes” para aprobar esta reforma que “se queda corta” en temas “fundamentales” como el fortalecimiento de la educación pública, la limitación de la concertación, el laicismo, las garantías de financiación, la reducción de ratios, la libre utilización de los servicios complementarios, la elección democrática de los directores o la mejora de las condiciones del profesorado.

La diputada de Abertzale Isabel Pozueta también reconoció que la nueva ley no es el instrumento que necesita el País Vasco porque es “corta”, aunque admitió que comparte el objetivo de derogar Lomce.

El dictamen adoptado incluye algunas de las modificaciones aprobadas en las últimas semanas y que han generado fuertes enfado de la derecha española como es la consideración de lenguas cooficiales en el Estado como lenguas vehiculares en los Países Catalanes, Galicia o País Vasco.

Antes de esto, el PP, Cs y Vox ya han anunciado que llevarán la nueva ley al Tribunal Constitucional para derogarla y el presidente de los populares, Pablo Casado, selló su firma en las uñas de firmas contrarias a la ley que el PP está empezando a circular por el Estado.

El texto también incluye otros cambios como el aumento de plazas públicas en educación de 0 a 3 años, la oferta “suficiente” de plazas públicas, que la asignatura de religión no cuente para las notas medias, la prohibición de la segregación concertada por sexos , el traspaso de suelo público exclusivamente a la construcción de centros de titularidad pública, la fijación de la “excepcionalidad” de la repetición del curso, la inclusión de una cuarta modalidad de bachillerato más general, o la derivación de alumnos de centros de Educación Especial a centros ordinarios en el Plazo de 10 años.

Tras el debate, hubo una pausa de casi tres minutos durante la cual los diputados del PP y Vox y algunos de C golpearon en sus asientos y gritaron ‘libertad’ para reclamar que el español es la lengua de peso en la educación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here