Feixoo abre por primera vez las puertas de un…

| |

Vox ostentará la presidencia de las Cortes de Castilla y León y tanto la vicepresidencia como tres departamentos del Gobierno de Autonomía, tras alcanzar un acuerdo de coalición con el Partido Popular (PP).

Así lo anunció ayer el actual presidente en funciones de Castilla y León, Alfonso Pérez Mañueco, en sus redes sociales: había ofrecido un acuerdo de gobierno a la formación ultraderechista española para ser incluida en el Ejecutivo de Autonomía.

El acuerdo, dice Europa Press, se cerró «in extremis» poco antes del inicio del acto de constitución de las Cortes de Castilla y León. Precisamente, Vox había amenazado con votar a sus propios candidatos a la presidencia de las cortes si no había un acuerdo global con el PP.

Con este acuerdo, el candidato de Vox, Juan García-Gallardo, señalado por la dirección estatal del partido de Santiago Abascal y reconocido machista, misógino y homofóbico, ocupará la vicepresidencia del Gobierno autonómico, que hasta antes de las elecciones ostentaba Francisco Igea. , Ciudadanos (C’s).

La «moderación» de Feixoo

Con el acuerdo entre PP y Vox, el todavía presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feixoo, que es el líder de facto del Partido Popular desde que anunció su candidatura a presidir el Partido Popular a nivel estatal, abre la puerta a la primera tiempo a la ultraderecha para formar parte de un gobierno en España, algo que no ocurría desde el final de la dictadura.

Precisamente, esta primera decisión de Feixoo al frente del PP recibió duras críticas del secretario de organización del Partido Socialista (PSOE), Santos Cerdán, quien afirmó en su Twitter «la moderación de Feixoo fue esta», minutos después del pacto. llegó a ser conocido.

El portavoz del PSOE, Felipe Sicilia, se sumó a las críticas a su compañero de entrenamiento. También en Twitter, ha publicado «Núñez Feixoo está dando un gran revuelo. Primero encubriendo los posibles sobornos de Ayuso. Y hoy, al permitir que la ultraderecha de Vox entre por primera vez en un gobierno».

Ayer, el candidato a la presidencia estatal del PP afirmó que pediría al PSOE la abstención para facilitar la investidura de Mañueco y evitar que se repitan las elecciones. No obstante, en referencia al acuerdo con Vox que finalmente se acabó produciendo, matizó que el PSOE debería romper alianzas con los «partidos independentistas o populistas» antes de darle lecciones.

Previous

La piedra en el zapato de Messi ante el Madrid

La prensa argentina sitúa a Messi fuera del PSG este verano

Next

Deja un comentario