El Salvador enfrenta la prueba de fuego en una economía basada en Bitcoin

| |

El Zonte es un pueblo costero de unas 3.000 personas a unos 45 minutos en coche de la capital de El Salvador, San Salvador. La mayoría de las casas son de chapa, con caminos de terracería intransitables cuando llueve y con una población dedicada principalmente a vender en pequeños comercios o puestos callejeros.

Sin embargo, esto no impidió que se convirtiera en la primera meca de Bitcoin en el país, luego de una donación anónima en 2019 para impulsar el desarrollo del uso de la moneda virtual en los comercios locales. El presidente salvadoreño, Reloj Nayib Bllegó a poner como ejemplo a El Zonte cuando anunció que a partir de septiembre de 2021 El Salvador se convertiría en el primer país del mundo en el que Bitcoin sería la moneda oficial, en este caso acompañando al dólar, la moneda de curso legal. licitación desde 2001.

La decisión se tomó cuando las calles de El Salvador comenzaban a llenarse hasta los topes para protestar por las políticas de Bukele, de 41 años, quien, tras llegar a la presidencia en 2019, «parece decidido a acabar con el estado de derecho», dijo Human Rights Watch.

En menos de tres años, Bukele ha negociado con bandas criminales para reducir la violencia -que había criticado el ejecutivo anterior-, está acusado de organizar un sistema de espionaje a periodistas, o de señalar con el dedo a los principales tribunales del país, que ya autorizaron a Bukele. presentarse a una nueva elección para buscar una reelección consecutiva que esté prohibida por su Constitución.

Ciudad Bitcoin

A pocas semanas de la entrada en vigencia de la nueva moneda, el mandatario dio un nuevo paso y lo hizo público durante un evento asociado a la criptomoneda que crearía Bitcoin City, una nueva ciudad en Conchagua, en el municipio de La Unión.

Esta ciudad obtendrá energía geotérmica del volcán de la zona y el nivel del impuesto será únicamente el IVA, dijo Bukele, quien reveló que el financiamiento provendrá de la emisión de 900 millones de euros en «bonos volcánicos», que vencerán en diez años. y permitir que los inversionistas con más de $100,000 en estos bonos obtengan el pasaporte salvadoreño.

“Los primeros 15 días de marzo están programados para terminar con todo lo necesario para que se emita el bono”, dijo el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya. Sin embargo, la demora en aprobar reformas legales para sustentar los incentivos fiscales, en una Asamblea en la que Bukele tiene mayoría absoluta, ha creado cierta confusión al respecto entre los posibles inversores.

Todavía “no está claro si en El Salvador se creará una especie de bolsa de valores donde se emitirán estos bonos o en qué otro país se hará”, dijo Ricardo Castañeda, coordinador en la región del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales. .

Castañeda destacó que este tema es uno de los principales indicadores que medirán si la política económica basada en criptomonedas de Bukele es viable. Si la demanda de bonos no supera con creces la oferta, «Saltarían las alarmas de un posible default, ya que este año y el próximo el país deberá devolver préstamos internacionales”.

“El Salvador es un país profundamente endeudado y los desvíos autoritarios de Bukele han aumentado el riesgo país”, dice el periodista Nelson Rauda.

El periodista de la Faraón -el principal periódico del país- nelson rauda argumenta tras meses de investigar la llegada de las criptomonedas que, desde el punto de vista financiero, la razón que llevó a Bukele a dar este paso es que “El Salvador es un país profundamente endeudado y las desviaciones autoritarias de Bukele han incrementado el riesgo país. Cuanto mayor es el riesgo, más intereses cobran los prestamistas, por lo que Bitcoin tiene acceso a una red alternativa que no está gobernada por los Estados Unidos.

Al mismo tiempo, también se enfoca en el impacto en las relaciones públicas, “cada celebridad en el mundo Bitcoin que habla de El Salvador, de lo moderno y progresista que es, sirve para limpiarle la cara al régimen”.

Todo esto sin tomar en cuenta que la cantidad exacta de criptomonedas adquiridas por el estado no es pública. Según Bukele, hasta el momento se han gastado 85 millones de euros, cartera que perdió el 23% de su valor con la caída del precio de la moneda a finales de enero.

Deuda absorbe ingresos entre denuncias por app Chivo Wallet

En 2021, el 24,5% de los ingresos recaudados por el Estado salvadoreño se destinó a pagar intereses sobre la deudajusto el año en que los bonos del país en el exterior registraron el nivel más bajo entre los países del planeta que optan por esta vía, con pérdidas cercanas al 30%.

Además de la coyuntura económica, las críticas de la población sobre las tasas de cambio entre dólares y Bitcoins, que en general se ubican en 5%, también se extienden a Chivo Wallet, la aplicación “wallet” para criptomonedas del Gobierno de Bukele.

Además de fallas y problemas técnicos, cientos de personas se quejaron de que Bitcoins desaparecen arbitrariamente de su cuenta de Chivoresultado de problemas de privacidad de aplicaciones que El Salvador no puede combatir.

Previous

Así ha sido la fiesta de ‘La Roja’ en Barcelona

El Barça estaría cerca de cerrar una salida

Next

Deja un comentario