El Parlamento portugués aprueba la renovación del estado de emergencia hasta el 1 de marzo

| |

El Parlamento portugués aprobó el jueves 11 de febrero una nueva prórroga del estado de emergencia entre el 15 de febrero y el 1 de marzo, medida que extenderá el actual encierro para estabilizar aún más la curva de contagio y muerte por Covid-19.

Votaron a favor el Partido Socialista del Primer Ministro, António Costa, el PSD (centro-derecha), que lidera la oposición, el CDS democristiano y el panista animalista, así como la diputada no inscrita Cristina Rodrigues.

El PCP, los Verdes, la Iniciativa Liberal, la extrema derecha Chega y la diputada Joacine Katar Moreira votaron en contra. Y el Bloque de Izquierda se abstuvo. La votación fue idéntica a la que tuvo lugar en las dos renovaciones anteriores, aprobada en el Parlamento y decretada por el Presidente de la República los días 13 y 28 de enero.

Al final del debate sobre lo que ya es el estado de excepción en Portugal desde que se aprobó el primero en marzo del año pasado, el ministro de Administración Interna consideró que “las medidas tomadas hace dos semanas están surtiendo efecto”. Eduardo Cabrita indicó que, desde un pico de casos activos a fines de enero, ha habido una reducción del 35% en casos positivos de Covid-19 en los últimos 15 días, una disminución del 18% en los ingresos hospitalarios y los “resultados alentadores” de una disminución del 7,5% en la UCI.

Mes negro

El encierro iniciado el 15 de enero ha permitido cerrar un mes negro para Portugal, donde se han registrado más de 16.000 contagios y 300 muertes en un solo día. El jueves, las autoridades reportaron 167 muertes y 3.480 nuevos casos, en línea con datos de los últimos días, en los que el número de hospitalizados disminuyó significativamente.

La tendencia se mantuvo el jueves: tras 259 inscripciones, el número total de personas admitidas es de 5.570. De estos, 836 están en cuidados intensivos, 17 menos que el día anterior.

Los expertos que asesoran al Gobierno recomiendan reducir aún más estas cifras antes de suavizar las restricciones y, por tanto, la nueva ampliación del estado de emergencia.

El anteproyecto aprobado en la quinta introduce algunas modificaciones con respecto al actual. Por ejemplo, se contempla la elaboración de un plan graduado de reapertura de las aulas de contacto. Además, se permitirá la venta de libros y útiles escolares en supermercados. Y se impondrán límites al ruido en determinados momentos en los edificios de apartamentos para no molestar a las personas que están teletrabajando.

Con la renovación del estado de emergencia, ahora corresponderá al Gobierno determinar específicamente qué medidas se implementarán.

Previous

Jorge Almirón dimite como entrenador del Elche

Israel, la fábrica internacional de armas silenciadora

Next

Deja un comentario