El Ministerio Público sostiene que Juan Carlos I ha imputado a «comisiones internacionales» por …

| |

A Fiscalía do Tribunal Supremo Considera que el Rey Emérito Juan Carlos I ha cobrado «comisiones y otros beneficios de similar naturaleza en virtud de su intermediación en asuntos comerciales internacionales» para enriquecerse, publica. El Mundo, que tenía acceso exclusivo a una comisión rogatoria entregada a las autoridades suizas para obtener información sobre la Fundación Zagatka.

En la solicitud realizada a Suiza, el Ministerio Público afirma que actualmente tiene «evidencia de que los fondos que están objeto de investigación tienen, entre otros, el referido procedencia ilícita«y apunta a la posible comisión de al menos cuatro crímenes: blanqueo de capitales, contra el erario público, cohecho y tráfico de influencias.

Comisión rogatoria

En esta comisión rogatoria, el 24 de febrero, siempre según el diario que adelantó la noticia, la Fiscalía pretende que la Oficina Federal de Justicia de Suiza le envíe la información de todas las cuentas en el país de la Fundación Zagatka entre 2016 y 2019, entidad perteneciendo a Álvaro de Orleans-Borbón, primo del emérito.

A partir de esta fundación se pagaron los gastos del rey hasta 2018, tras la abdicación de Felipe VI en junio de 2014, cuando Juan Carlos I perdió el privilegio de la inviolabilidad que tenía como jefe de estado.

El emérito apareció como el beneficiario de esta fundación. Casa Real explicó en su momento que el ex monarca desconocía esta información y agregó que si así fuera, renunciaría a ella.

Investigaciones abiertas

El Teniente Supremo de Impuestos, Juan Ignacio Campos, con la colaboración del Fiscal Jefe de Anticorrupción Alejandro Luzón, realiza investigaciones al Rey Emérito por el supuesto cobro de comisiones por el otorgamiento de la AVE a La Meca a empresas españolas, por el presunto uso por parte de Juan Carlos I y otros familiares de tarjetas de crédito opacas con cargo a cuentas en las que no figuran como titulares, y por la existencia de una cuenta con 10 millones de euros a nombre del exjefe de Estado en la isla de Jersey, paraíso fiscal.

Regularizaciones fiscales

Ante estos hechos, el ex monarca realizó dos regularizaciones fiscales. El primero, el 9 de diciembre por 678.000 euros en relación al uso de tarjetas bancarias con fondos opacos del empresario mexicano Allen Sanginés Krause, uno de los tres problemas investigados. Y un segundo -en teoría el último- el 25 de febrero por casi 4,4 millones de euros por rentas no declaradas en relación a gastos incurridos por la Fundación Zagatka.

Entonces, en mayo se supo que un Agencia Tributaria notificó al rey emérito la apertura de una inspección y le pidió más información para verificar la veracidad de las regularizaciones que había presentado hasta el momento, proceso que aún no se ha completado.

El frente judicial de Don Juan Carlos se completa con la exigencia de que Corinna Larsen -También investigado en Suiza- presentado en Londres por «vigilancia ilegal» que, dice, sufrió por los servicios secretos de los españoles y el propio rey emérito.

Previous

Juan Carlos I, comisionista internacional

Protege la biodiversidad para salvarnos

Next

Deja un comentario