El jurado electoral proclama a Pedro Castillo como nuevo presidente del Perú

| |

43 días después de que los peruanos salieran a votar en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Perú, con cientos de impugnaciones de Keiko Fujimori por cargos de fraude masivo y convocatorias de golpe por el medio, proclamó el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) en sesión telemática. a las 19.00 horas hora peruana (2.00 horas en Galicia) de este lunes, Pedro Castillo Terrones, candidato de Perú Perú, como nuevo presidente de la República.

Horas antes, el JNE había resuelto los últimos recursos interpuestos por la Fuerza Popular, el partido de Fujimori, antes de declarar definitivos los resultados electorales. Luego de un mes de audiencias para resolver el presunto fraude orquestado por Perú Libre, las autoridades electorales no modificaron ni un solo voto, por lo que certifican que Castillo y Dina Boluarte, la nueva vicepresidenta de Perú, ganaron por 44.000 papeletas (0,25%).

Por su parte, la candidata de Fuerza Popular, que lleva tres derrotas seguidas en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, anunció una vez rechazadas todas las impugnaciones que «reconoceré los resultados, porque es la ley y la Constitución que me Juro defender ”. Insistió en la acusación de fraude sin pruebas,“ Perú Libre robó miles de votos el día de las elecciones ”, luego de una campaña que alentaba el temor a la llegada del“ comunismo ”.

Bloqueo legislativo

«Hago un llamado a todos los peruanos para que no se rindan y sigan adelante lanzando una gran defensa democrática», agregó Fujimori, confirmando algunos temores de que Forza Popular continúe con la estrategia aplicada contra Pedro Pablo Kuczynski, cuando aprovechó su grupo parlamentario para imposibilitar la acción del presidente y forzar una solicitud vacante de Presidencia, con la cual el Congreso del Perú puede destituir al jefe de Estado.

Finalmente, Kuczynski renunció antes del segundo intento cuando se difundió un video del hermano de Keiko, Kenji Fujimori, tratando de sobornar a los congresistas para que voten por no descalificar al presidente, quien recientemente había indultado al ex dictador Alberto Fujimori, padre del candidato derrotado. por las masacres ordenadas durante su mandato.

Esta situación ha provocado nuevas elecciones en el Congreso en 2020 y dos nuevos presidentes que no han logrado frenar la inestabilidad política que tendrá que afrontar Castillo.

En un Congreso muy dividido, con hasta diez fuerzas políticas representadas, los 37 escaños en Perú Libre, a pesar de convertirse en la fuerza líder, están lejos de los 87 necesarios para protegerse del proceso de destitución de la presidencia, lo que obligó a una negociación permanente. .

Para la configuración del nuevo Gobierno del Perú, el socio principal es Juntos por el Perú, la coalición que lidera Verónika Mendoza, pero el informe mediático habla de una candidatura común para la conducción del nuevo Congreso, que incluye Somos Perú, Podemos Perú, Acción Popular y Partido Morado. La nueva legislatura comienza su sesión el 27 de julio.

Ya como presidente, Castillo convocó a los simpatizantes de Perú Libre a la sede de la organización en Lima, desde el balcón señaló que «Les traigo mi corazón abierto a todos ustedes, no hay resentimiento en este cofre, primero está el Perú, primero están los peruanosTambién quiso recordar que «esta lucha no se emprendió este año, ni esta década».

El mandatario dedicó la victoria a «los pueblos indígenas, afroperuanos, comunidades latinas y todas las etnias y grupos humanos del Perú», comprometiéndose a crear «un pueblo más justo, más soberano, más digno y más unido» en «nadie se queda atrás». . ”, Centrándose en la lucha contra la corrupción. Dirigiéndose a Fujimori, Castillo exigió no poner «más barreras en este camino, no más obstáculos para hacer avanzar este país».

Minutos después de la proclamación, los presidentes latinoamericanos que aún no habían reconocido la victoria de Castillo comenzaron a trasmitir sus felicitaciones, entre ellos el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Una semana antes del bicentenario de la independencia de la monarquía española

«Desde este momento el Perú es libre e independiente por voluntad general de los pueblos», proclamó el 28 de julio de 1821 en la plaza principal de Lima el general José de San Martín, líder junto a Simón Bolívar del proceso independentista contra la monarquía española en el al sur del continente americano.

A una semana del bicentenario, la llegada de Pedro Castillo a la Presidencia del Perú da entrada dentro del poder político del Estado a un maestro rural de Cajamarca, en la Sierra Norte, una de las zonas más empobrecidas del Perú a pesar de los depósitos minerales que se extraen en la región. El acto de independencia, apoyado por terratenientes de origen europeo, no significó que el resto de la República hubiera tenido hasta ahora acceso a poseer un estado que los explotara de manera similar a la colonia.

Previous

Solo el 5,5% de las personas infectadas con Covid-19 tienen el calendario de vacunación …

Las muertes de Covid en India, diez veces más que las oficiales

Next

Deja un comentario