El gobierno catalán y los partidos acuerdan por mayoría aplazar las elecciones de febrero al 30 de mayo

0
31

Los partidos representados en el Parlamento de Cataluña y el Gobierno de la Generalitat se han reunido este viernes para decidir si se realiza la convocatoria de elecciones prevista para el 14 de febrero. Las formaciones decidieron, por consenso absoluto, aplazar la cita y la mayoría de las formaciones optaron por el 30 de mayo como nueva fecha.

El vicepresidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès, fue quien propuso ese día ante la Mesa del Parlament y consiguió el apoyo de JxCat, ERC, CUP, Ciudadanos y Populares. La alineación de las formaciones independentistas a favor del aplazamiento al 30 de mayo favoreció que la decisión se tomara por mayoría.

Entre los partidos que votaron a favor de la nueva fecha, además del independentista, estaban Ciudadanos y el Partido Popular. Los populares, pese a ese apoyo, criticaron que no hubo debate ya que el Gobierno tomó la fecha del aplazamiento fijada. Su secretario general, Daniel Serrano, ha aclarado que “el Gobierno no ha hecho los deberes, porque se sabe desde hace tiempo que en Cataluña había elecciones y había que tener las medidas necesarias para que se votara”.

El candidato de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, declaró que “al final se impuso el sentido común” y destacó que la decisión se tomó “para proteger la salud de los ciudadanos”.

En la banda que se opuso a la nueva fecha estaban Commons, PSC y PdeCat. El primero pidió a Aragonés que fijara una fecha, cuando la vicepresidenta propuso el mes de mayo sin más precisiones, y una vez propuesto el día 30, los comunes expresaron su preferencia por el 16 de mayo.

La candidata de los Comunes Jéssica Albiach comentó que es una buena noticia que los grupos “salven la batalla partidista para conseguir esta fecha”, en la que cree que se puede garantizar tanto el derecho al voto como el derecho a la salud. También reconoció que el aplazamiento de la elección es una “anomalía”, pero considera de sentido común apoyar que esté en la tercera ola del Covid-19 y dado que los expertos advirtieron de la saturación de hospitales y UCI en torno al 14 de febrero.

El PSC propuso celebrar las elecciones el 14 o 21 de marzo y una vez aceptada la propuesta de Aragonés destacó que estarán atentos a los detalles del decreto. Miquel Iceta mostró su indignación y dejó claro que el PSC “se opone al aplazamiento” y no descarta impugnarlo.

Desde el PdeCAT, que había manifestado que respaldaría una propuesta que había generado acuerdo entre JxCat y ERC, explicaron que preferirían que las elecciones se realicen incluso antes, ya sea el 30 de abril o principios de mayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here