El estado de derecho, atrapado en un ascensor

| |

Los parlamentos nacionales de Austria y Polonia aprobaron el fondo de recuperación poscovid-19 de la Unión Europea el jueves por la noche. Son los dos últimos Estados miembros que integran los 27 que forman hoy el bloque comunitario.

Se logró la ratificación unánime para recaudar los $ 750 mil millones previstos en este ambicioso plan económico, que, sin embargo, está perdiendo brillo junto a los planes de expansión de infraestructura y cobertura social anunciados por el presidente de Estados Unidos en los últimos meses.

“Con los votos afirmativos de los parlamentos austriaco y polaco, los 27 estados miembros finalizan el proceso de aprobación parlamentaria”, anunció en Twitter el comisionado de Presupuesto, Johannes Hahn, en los mismos términos que su colega de Economía Paolo Gentiloni, también en la misma plataforma.

Según lo declarado anteriormente por las autoridades de la UE, el paquete económico, que consiste en préstamos y subvenciones en mora (aproximadamente el 50% de cada partida), podría “comenzar a fluir en julio”.

Ambiental y digital

Será un año después de que el Consejo Europeo, los Jefes de Estado y de Gobierno, dieran luz verde a la llamada NextGenerationEU, el mayor instrumento de estímulo económico jamás financiado por la UE, el 21 de julio de 2020. Una de esas decisiones históricas que, en principio, está en línea con una de esas “dos Europa” de las que hablé ayer en el Tribune de Nosotros Diariamente Manuel Veiga Taboada.

España e Italia, seguidos de Francia, serán los estados que recibirán más fondos. La Comisión Europea ─Ejecutivo Comunitario─ es y será la guardiana del cumplimiento de los criterios establecidos para el gasto de estos fondos: es decir, más o menos, que al menos el 37% del presupuesto de cada plan debería destinarse a cuestiones medioambientales y la lucha contra el cambio climático; y otro 20%, para financiar la transición a un modelo económico digital.

Motivo de búsqueda, medioambientales y digitales, de la actual Comisión (2019-2024) presidida por la alemana Ursula Von der Leyen y ahora tiene hasta finales de junio para revisar los planes presentados por los estados para su validación, a la espera de su presentación. entonces.

Los gobiernos de los estados, tanto individualmente como a través de la Presidencia rotatoria del Consejo de la UE, que mantiene a Portugal hasta el 31 de junio, han estado presionando durante semanas para que la Comisión acelere los plazos (recuerde: la Comisión, el Consejo de la UE y el Parlamento forman la so- llamado “triángulo institucional” de la UE, con el Consejo Europeo, el mayor, actuando como un “líder espiritual” marcando el camino con orientaciones políticas).

Sistema de bloqueos

La atomización de la UE es precisamente lo que retrasa este tipo de decisiones, que en Estados Unidos -como ocurre con el proceso de vacunación- no requieren todavía de este mecanismo de aprobación. El bloque comunitario, entidad protofederal, también está condicionado por la necesidad de la unanimidad de todos sus integrantes en determinadas decisiones.

Por ejemplo, la semana pasada Hungría vetó el Acuerdo de Cotonou, un pacto de comercio y desarrollo entre la UE y países de África, el Caribe y el Pacífico, argumentando que atraería a más inmigrantes a Europa. Fue en la misma semana que también vetó una declaración conjunta de la UE en la que pedía el fin de la violencia en Gaza.

Y Hungría, junto con Polonia, ya ha bloqueado en 2020 durante meses la aprobación del presupuesto de la UE y el fondo de recuperación durante su negociación en el Consejo Europeo, porque se pretendía vincular el desembolso económico en este sentido por el estado de derecho y Valores de la UE. Finalmente, en diciembre, el Consejo cedió ante la necesidad de unanimidad para avanzar.

Polémico preámbulo

El respeto por el estado de derecho estuvo una vez más sobre la mesa en la ratificación polaca el jueves por la noche. El Senado, tras llegar a la cámara baja, aprobó el proyecto de ley que da luz verde a los fondos de NextGenerationEU sin incluir un preámbulo propuesto por la bancada de la oposición.

Este estableció que el Ejecutivo debe comprometerse a gastar los fondos “sobre la base de los principios de justicia, transparencia y estado de derecho”, asegurando el respeto a los derechos civiles en el otorgamiento de este dinero.

Antes de la votación, el partido gobernante, el derechista Derecho y Justicia (PiS) y el portavoz del presidente, Andrzej Duda, cargaron contra la enmienda y la oposición.

Finalmente, la enmienda no logró obtener la mayoría requerida: el resultado fue un empate a 49 después de que, según informes posteriores de los medios locales, dos senadores de la oposición Coalición Cívica quedaron atrapados en un ascensor y tuvieron problemas de conexión durante la votación. en línea.

EE.UU .: El gasto público más alto en 75 años

El presidente demócrata de Estados Unidos, Joe Biden, dio a conocer ayer un presupuesto de 6 billones de dólares para el año fiscal 2022, que llevará el gasto federal a su nivel más alto desde la Segunda Guerra Mundial. El juego aumentaría a 8,2 billones en 2031.

Según la información proporcionada por The New York Times, los expertos económicos de la Casa Blanca estiman que el déficit presupuestario superará los 1,3 billones de dólares en los próximos diez años.

Horas antes, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, pidió al Congreso que apruebe este aumento en el gasto público para ayudar al país a recuperarse. Lo hizo ante el Comité de Asignaciones de la Cámara, que tiene gran influencia en la elaboración del presupuesto.

A esto hay que sumar el plan de rescate (1,9 billones), el Plan de Empleo Estadounidense (2,25 billones) y el Plan Familiar (1,8 billones).

Previous

La EMA está investigando los beneficios de combinar Pfizer y AstraZeneca con datos de …

Vuelve la “foto de Colón” de Rosa Díez y Paco Vázquez

Next

Deja un comentario