El ejército ruso entra en Kiev

| |

  1. «Neonazis»
  2. China quiere diálogo
  3. La OTAN anuncia el despliegue de más tropas en Europa del Este
  4. Casi 70.000 ucranianos han abandonado el país en las últimas 48 horas
  5. Rusia garantiza la seguridad del personal de la ONU y la OSCE
  6. Chernóbil, radiación «segura», según expertos

El Gobierno ruso mantuvo este viernes su argumento para justificar el ataque a Ucrania: Occidente «miraba para otro lado ante los crímenes de guerra contra la población civil, los asesinatos de mujeres, niños y ancianos». Fue el ministro de Defensa, Sergei Lavrov, quien se centró el viernes en las acusaciones de «genocidio» en el Donbass que Vladimir Putin ya había afirmado en su discurso del jueves para anunciar el «operativo militar especial».

Al igual que el presidente ruso Lavrov, también criticó a Occidente por «fomentar silenciosamente el rápido ascenso del neonazismo y la rusofobia». [en Ucraína]que terminó hundiendo al país en su trágico estado actual”, informó la agencia de noticias rusa Sputnik.

Lo cierto es que el viernes llegaron tropas rusas a la capital ucraniana. Kiev fue escenario de ataques la noche anterior., con choques contra un edificio y varios civiles heridos, y agregó que Rusia ha vuelto a negar haber realizado ningún ataque. Reporteros de los medios de comunicación y agencias internacionales destacados en el país confirmaron los combates entre las fuerzas ucranianas y rusas en las inmediaciones del Parlamento. También se grabó en video la llegada de vehículos blindados rusos que ingresan a los distritos del norte de la ciudad.

Entre los combatientes ucranianos, según informa CNN, se encuentra el expresidente ucraniano Petro Poroshenko (2014-2019), uno de los hombres más ricos del país. El presidente ultraconservador financió la revuelta de Euromaidán en 2014, que acabó con el derrocamiento del presidente electo prorruso Viktor Yanukovych. Poroshenko fue entrevistado en las calles de Kiev por el canal de televisión estadounidense, portando un Kalashnikov (rifle de asalto AK-47).

También en la tarde del viernes, según información proporcionada por las autoridades locales, el Ejército ruso logró penetrar en Kherson, ciudad donde viven unas 280.000 personas.

«Neonazis»

Putin, en su sexta reunión con su Consejo de Seguridad Ruso, elogió el trabajo de las tropas rusas; dijo que la mayoría de las unidades militares ucranianas, excepto las «milicias neonazis», dijo, estaban abandonando la lucha; y acusó a Kiev de desplegar armas pesadas en las ciudades y de utilizar a la población civil como «escudos humanos». También pidió a los militares ucranianos que derrocaran al gobierno de «drogadictos y neonazis». «No permitan que los neonazis», dijo a las Fuerzas Armadas, «utilicen a sus hijos, esposas y ancianos como escudos humanos. Tomen el poder en sus propias manos».

sergei naryshkin, director de la SVR, la agencia de inteligencia rusa, afirmó en el canal Rusia-24 que el objetivo es «restaurar la paz». “Rusia no puede permitir que Ucrania se convierta en una daga en manos de Washington para blandirnos”, argumentó, y agregó que “actualmente la única vía es la desmilitarización, la desnazificación y el estatus de neutralidad del Estado ucraniano”. Finalmente, dijo que «la operación militar especial pronto restaurará la paz en Ucrania y evitará un conflicto a mayor escala en Europa».

Al respecto, los servicios de inteligencia estadounidenses argumentan que el objetivo final es derrocar al gobierno del presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskiy, que también asumió como «el objetivo número uno». Sin embargo, aseguró que permanecerá en Kiev hasta el final. Uno de sus asesores dijo que estaba dispuesto a establecer un diálogo con el Kremlin, incluido el compromiso de permanecer neutral, un requisito de Rusia antes de la guerra.

Sin embargo, Lavrov calificó la oferta de «mentira» y dijo que no habría conversaciones hasta que el ejército ucraniano deponga las armas. El Kremlin dijo más tarde que Putin «en respuesta a la propuesta […] está dispuesto a enviar una delegación a Minsk […] Según Interfax, los desacuerdos sobre el lugar -Kiev propuesto por la polaca Varsovia- hicieron que la propuesta quedara sin respuesta, lo que llevó al gobierno ruso a acusar al ucraniano de no querer negociar, mientras «desplegaba múltiples sistemas de transporte en barrios residenciales, «algo». sumamente preocupante».

China quiere diálogo

Además, el presidente ruso y su homólogo chino, Xi Jinping, mantuvo una conversación telefónica, informó la televisión estatal china CCTV, que aseguró que Pekín había transmitido a Moscú su apoyo para resolver la crisis a través del diálogo. Posteriormente, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China emitió una declaración en su sitio web en la que afirmaba que «Rusia está lista para negociar al más alto nivel con la parte ucraniana».

«Necesitamos abandonar la mentalidad de la Guerra Fría, tener en cuenta y respetar las legítimas preocupaciones de seguridad de los países y formar, a través de negociaciones, un mecanismo equilibrado, eficaz y sostenible. [para asegurar] seguridad europea”, dijo Xi citado por CCTV.
Mientras tanto, varios organismos internacionales aprobaron el viernes nuevas sanciones. La UE ha incluido en su segundo paquete -“habrá un tercero”, dijo- la congelación de los bienes del ministro Lavrov y del presidente Putin.

El Consejo de Europa también decidió retirar temporalmente a Rusia, aunque dejando los «canales de comunicación» «abiertos». Al respecto, el representante ruso Petr Tolstoy afirmó que el Consejo de Europa -un organismo de 47 miembros creado para promover la democracia y los derechos humanos y el estado de derecho en el continente- no tiene sentido sin ellos. Sin Rusia, «el Consejo de Europa es simplemente imposible e innecesario», dijo, según la agencia oficial de noticias rusa TASS.

La OTAN anuncia el despliegue de más tropas en Europa del Este

Los líderes de la OTAN decidieron el viernes desplegar las Fuerzas de Respuesta Rápida para aumentar la defensa aliada tras el ataque ruso a Ucrania. Tras la reunión virtual, su secretario general, Jens Stoltenberg, anunció el despliegue de estas fuerzas por tierra, mar y aire en los Estados miembros de Europa del Este para responder a «cualquier contingencia». Además, la OTAN ha acusado a Moscú de mentir. «Nadie debe dejarse engañar por la lluvia de mentiras del gobierno ruso», dijeron los 30 miembros en un comunicado conjunto.

Por otro lado, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajarova, advirtió a Finlandia y Suecia que su adhesión a la OTAN tendría «graves repercusiones político-militares» que requerirían «una respuesta». Sus palabras se producen después de que ambos países nórdicos expresaran su apoyo a Ucrania y fueran invitados a participar en la cumbre extraordinaria de la OTAN en calidad de observadores. «Finlandia y Suecia no deberían basar su propia seguridad en el daño a la seguridad de otros países», dijo Zakarova.

Casi 70.000 ucranianos han abandonado el país en las últimas 48 horas

El flujo de personas que salen de Ucrania a través de los pasos terrestres que conectan con los países vecinos es constante y, según las cifras proporcionadas ayer por varios gobiernos, ha habido más de 67.000 refugiados desde el inicio de la ofensiva militar rusa el jueves. Más de 20.000 han llegado solo a Moldavia, según el primer ministro. Natalia Gavrilita. De estos, 386 ya han solicitado asilo a las autoridades del país. El gobierno ha declarado el estado de emergencia pero, como todos los países de la zona, ha aclarado que mantendrá abiertas las fronteras. «Debemos solidarizarnos con los ucranianos», dijo. maia sandu.

Polonia recibió más de 29.000 refugiados. El principal punto de entrada es el paso de Medyka, a donde han llegado muchas personas en las últimas horas para recibir a familiares o amigos que huyen del conflicto. Rumanía, que también comparte parte de su frontera con Ucrania, fue visitada por más de 10.000 personas en solo 24 horas. Las autoridades dijeron que no todos querían quedarse en el país, ya que más de 3.600 continuaron su viaje a otros países.

En Hungría, los medios también informaron de largas colas en el paso fronterizo con Ucrania. Según el Gobierno, en las últimas horas llegaron 500 personas. Eslovaquia ha abierto cuatro centros de recepción en la frontera y ha desplegado personal militar para responder al aumento de llegadas desde territorio ucraniano. El Ministerio del Interior ya ha registrado unas 7.500 entradas.

millones de refugiados

Los casi 70.000 refugiados ya reportados por los países vecinos a Ucrania podrían ser solo el comienzo de un éxodo masivo que, según las agencias de la ONU para la infancia y los refugiados, Unicef ​​y ACNUR, respectivamente, amenaza con llegar a cuatro o incluso cinco millones, dependiendo sobre cómo evolucionan los acontecimientos sobre el terreno en los próximos días. Unicef ​​ha expresado su preocupación por la difícil situación de 7,5 millones de niños ucranianos, que quedaron desprotegidos de la guerra.

Rusia garantiza la seguridad del personal de la ONU y la OSCE

Las autoridades rusas dijeron ayer que garantizarán la seguridad del personal de las misiones de las Naciones Unidas y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en Ucrania después de la intervención militar. Así lo confirmó la portavoz de la Cancillería rusa, Maria Zakharova, quien afirmó que el Ejército tomará las medidas «correspondientes» al respecto, según información de la agencia de noticias Sputnik.

Sin embargo, la OSCE anunció el jueves la retirada de emergencia de todos sus observadores de Ucrania como resultado de los combates en curso. Desplegada en ese país desde 2014 tras la insurrección de los dos territorios de Donetsk y Lugansk, la OSCE, a la que pertenecen tanto Rusia como Estados Unidos, contaba con medio millar de hombres y mujeres en Ucrania, la mayoría en el Donbass.

El organismo, que pretende actuar como mediador entre los Estados miembros en tareas relacionadas con la prevención y gestión de conflictos, reiteró su condena a la operación militar rusa en Ucrania y expresó su «máximo apoyo» al pueblo ucraniano y a los seis «elegidos líderes. democráticamente”. Además, llamó a respetar la integridad territorial y la soberanía del país.

Explosiones en el Donbass

En su último informe sobre la situación en la región devastada por la guerra entre el ejército ucraniano y las fuerzas de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, la OSCE encontró cientos de violaciones del alto el fuego tanto en Donetsk como especialmente en Lugansk y registró un alto número de explosiones. . Agresiones que han ido en aumento desde mediados de este mes y especialmente en la última semana. El Gobierno ruso ha atribuido el bombardeo a las tropas ucranianas, acusándolas de provocar un «genocidio» con beneplácito de Occidente, principal motivo -ha argumentado el Kremlin- ​​de la intervención militar en Ucrania.

Chernóbil, radiación «segura», según expertos

La Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha informado de que el aumento de la radiación en la antigua central nuclear de Chernóbil, tomada ayer por las tropas rusas en el ataque a Ucrania, sigue dentro de los valores normales y no supone ningún peligro para la población. Los expertos explicaron que la radiactividad detectada puede deberse al paso de vehículos militares pesados ​​por la zona removida del suelo aún contaminado por el accidente de 1986.

Previous

El triple reencuentro del Barça ante el Galatasaray

El PSG encuentra una motivación extra para eliminar al Madrid de la Champions

Next

Deja un comentario