El candidato del Partido Comunista de Chile desconfía del Ejército recordando 1973

| |

Con el golpe de Estado contra el gobierno de Salvador Allende como telón de fondo y las elecciones presidenciales del 21 de noviembre en el horizonte, el debate político en Chile sube de temperatura para inclinar la balanza en las encuestas que apuntan a la máxima igualdad entre derecha e izquierda.

Por segunda semana consecutiva, las encuestas reflejan un triple empate entre el conservador Joaquín Lavín, de la Unión Democrática Independiente (UDI), con un 14%; Yasna Provoste, candidata – aún no confirmada – de la Democracia Cristiana (DC, centro izquierda), con el 14%; y Daniel Jadue, candidato del Partido Comunista (PC), con el 13%.

Tras la reciente elección de los 155 encargados de redactar la nueva Constitución chilena, que ratificó el giro claramente progresista experimentado en el país tras el estallido social de octubre de 2019, la derecha busca recuperar su posición y agredir con dureza a sus rivales, especialmente y Jadue.

La última polémica tiene que ver con la propuesta que hizo el candidato comunista, quien dijo que de ser electo pediría a la DC y al Ejército la firma de un estatuto de garantías democráticas para asegurar que no será derrocado como Allende en 1973.

Acuerdo de DC con Allende

Este «estatuto de garantías democráticas» recuerda lo que la DC había firmado a la Unidad Popular (UP), la coalición de partidos de izquierda liderada por Allende, como condición para apoyar su ratificación en el Parlamento. La DC temía que la UP -que firmó el documento- llevara a Chile a un sistema marxista-leninista.

«Esas palabras reflejan una comprensión muy pobre de la democracia y nuestro estado de derecho», dijo el presidente chileno y líder de la coalición conservadora Chile Vamos, Sebastián Piñera.

Jadue, quien lanzó la propuesta en un programa de Facebook Live, había argumentado que el Ejército no podía volver a ponerse al servicio de una potencia extranjera, refiriéndose al papel de Estados Unidos en el golpe de 1973. También destacó que las fuerzas militares habían actuado con más frecuencia. contra el pueblo chileno que en guerras con otros países.

Y en palabras de Piñera, replicó, recordando que «se le acusa en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de no defender ni respetar la democracia».

victoria de centroizquierda

Lo hizo luego de votar en la segunda vuelta de las elecciones autonómicas del domingo, donde la centroizquierda se convirtió en la gran vencedora, logrando la mayoría de gobernaciones, incluida la de Santiago.

Aquí el candidato de la DC, Claudio Orrego (52,7%) se impuso sobre la candidata que apoyaba al Frente Amplio y al PC, Karina Oliva (47,27%). Es la primera vez que Chile elige a estos representantes regionales, previamente designados personalmente por el gobierno central.

Previous

El pasado de corrupción ha acorralado a Fujimori

La fiscalía suiza encuentra en Andorra una cuenta bancaria vinculada a Juan Carlos I.

Next

Deja un comentario