EH Bildu está listo para …

| |

Estamos a menos de un mes del final del proceso del Congreso de EH Bildu. ¿Cuáles son las principales conclusiones y retos a los que se enfrenta la izquierda abertzale?

Estamos en una época de crisis, que ya fue antes de la pandemia, y también de incertidumbre. Las cosas ya no duran tanto como antes, incluso las posiciones políticas y las percepciones que tiene la gente. En esta gran crisis que parece acercarse, las cosas no tienen la durabilidad que tenían antes, por lo que los proyectos no tienen que ser a tan largo plazo. Hoy es muy difícil hacer predicciones sobre el tema político, económico y social. Desde ese punto de vista, lo que hicimos fue prepararnos para este contexto y de alguna manera abordar el futuro desde el presente.

Tenemos la oportunidad de revertir la situación y gobernar este país. Es una clave en la que no estábamos antes y no era tan explícita. En este congreso, de alguna manera, podemos sacar la conclusión de que estamos listos. Aspiramos a gobernar porque gobernando lograremos un futuro mejor. Desde todos los campos, también desde aquí, desde el Congreso, intentaremos hacer realidad el derecho a la autodeterminación.

Las fuerzas soberanistas tienen que actuar juntas y ejercer una presión común, por eso es tan importante tejer complicidades y acciones.

Además, con cada consulta electoral, estamos aumentando el apoyo. Somos la primera fuerza municipalista del país y en la Comunidad Autónoma Vasca somos la segunda fuerza y ​​también en Navarra, con lo que contamos con suficientes elementos que nos animan a ser optimistas. Por otro lado, tenemos una implantación social muy homogénea.

Bildu es uno de los principales partidarios del Gobierno en la legislatura actual. ¿Qué esperan del Ejecutivo?

Lo que esperábamos le dijimos a Sánchez en la sesión de investidura. En ese momento lo apoyamos en base a tres ejes. Uno es el social. Se deben tomar medidas económicas y sociales, incluida la reversión de la reforma laboral, a favor de las clases populares para salir de esta situación de crisis económica. También la cuestión nacional, porque este estado no tiene posibilidad de democratización si no se aborda el tema territorial que se afianza desde 1978. La constitución no se acomoda a las aspiraciones de las naciones de este estado y no nos cansamos de repetirlo. Ahora no somos los únicos que decimos eso. El tercer tramo fue el referido a la política penitenciaria. A veces logramos condicionar algunas políticas y obtenemos logros que son buenos para Euskal Herria y para las mayorías trabajadoras del Estado español, aunque no acabamos de convencernos de que este es el Gobierno más progresista … En ese terreno no perdemos la perspectiva, porque la alternativa a este Gobierno es mucho peor.

Se refería a la política carcelaria. Acaban de traspasar al Gobierno Vasco la gestión de los centros penitenciarios del País Vasco. ¿Hubo cambios significativos en relación al colectivo de presos vascos?

Ha habido un cambio que es positivo. Hasta ahora, los presos vascos estaban esparcidos por toda la península a mil kilómetros de sus hogares. Fue una situación injusta y dolorosa y supuso un doble castigo, también para los familiares, muchos de ellos ancianos o niños pequeños. Esa dispersión, que era una medida política, se está revirtiendo muy gradualmente. Se está acercando a los prisioneros. En algunos casos llegan a las cárceles vascas y en otros hasta la zona de Madrid. Andalucía está prácticamente vacía, al igual que la zona este y Galicia. Aunque más lento de lo que nos gustaría, la situación se está suavizando y es una cuestión de derecho: aplicarles la política penitenciaria como a cualquier otro preso. Esperamos que finalmente estén todos en el País Vasco y que se aplique la progresión de titulaciones.

«No hemos terminado de convencernos de que este es el Gobierno más progresista … En este campo no hemos perdido la perspectiva, porque la alternativa a este Gobierno es mucho peor».

¿Cómo valora el desempeño de las fuerzas que firman la declaración de la Llotja del Mar en el Congreso y qué perspectivas de futuro le ve la declaración más allá del tema institucional?

Las fuerzas independentistas tienen una presencia muy importante en este Congreso. Es una realidad que ha cambiado y que es muy visual y creo que irá más allá, en consonancia con los aires que existen en el mundo. La declaración es un punto muy importante porque el tema territorial no se resolverá con solo una de esas naciones, por mucho que avance Cataluña. No sé cuándo más estoy convencido de que llegará una solución, porque las costuras estallarán. Las fuerzas soberanistas tienen que actuar juntas y ejercer una presión común, por eso es tan importante tejer complicidades y acciones. Aquí en el Congreso, hay cuestiones que nos afectan a las tres naciones en las que actuamos juntos.

¿Por qué con una correlación de fuerzas tan favorable al nacionalismo en el País Vasco no se ha avanzado más en el reconocimiento de su derecho a decidir? ¿Ve el PNV apoyando un proceso en el País Vasco similar al de Cataluña?

En Cataluña, el nacionalismo y la independencia hicieron piña durante el proceso. Ese proceso no ha tenido lugar aquí y no vemos que vaya a suceder pronto. El pueblo catalán, en cierto modo, arrastró a los partidos y consiguió que la derecha y la izquierda, los independentistas y los nacionalistas se unieran a favor de un objetivo común. El PNV, hoy, no apuesta por un camino de independencia manifiesta.

«No somos el PNV ni lo seremos»

Preguntamos a Aizpurua si la política de Bildu en el Congreso está marcada por el deseo de sustituir al PNV como representación de Eukal Herria en Madrid. Dice que su voluntad es salir del País Vasco «lo antes posible». Estamos aquí para pasar el menor tiempo posible y no sé si esa es la voluntad del PNV. Somos independentistas y eso marca nuestra agenda «.

Una agenda que también se diferencia de ellos socialmente. En el aspecto nacional, nuestra posición es clara y el PNV saca a pasear su nacionalismo dos veces al año: en el Aberri Eguna y el Alderdi Eguna y luego lo guarda en el cajón. Además , explica que el PNV recoge el voto vacío del PP, “y eso le lleva a cambiar de formulaciones”. También afirma que Bildu y el PNV deben realizar acciones comunes en Madrid en beneficio del pueblo vasco.

Previous

La tensión vuelve a Jerusalén con la réplica de la Marcha por la Bandera del 10 de mayo

Sánchez anuncia que «pronto» las máscaras ya no serán obligatorias en el …

Next

Deja un comentario