Descubrió una red para comprar elecciones en Perú

| |

Vladimiro Montesinos, mano derecha del ex dictador del Perú Alberto Fujimori, se encuentra preso desde 2001 en la prisión de máxima seguridad ubicada en la base naval de la Callao, con sentencias que van desde el tráfico de armas hasta varios homicidios, pasando por varios sobornos.

Sin embargo, estar enjaulado no le impidió participar en la campaña para llevar a la presidencia a Keiko Fujimori, candidata de la Fuerza Popular e hija del ex dictador, según el diario La República.

Primero mediante la organización de un operativo de campaña que incluyó a un centenar de personas dedicadas a difundir mensajes en las redes sociales, y una vez que los resultados de la segunda vuelta en Perú favorecieron a Pedro Castillo, candidato de Perú Libre, puso en marcha una red para pagar un soborno de tres millones de dólares (2,53 millones de euros) a los miembros del Jurado Nacional de Elecciones (XNE).

Una vez finalizado el conteo final de papeletas, Fujimori y la mayoría de los medios peruanos insistieron en que el presunto fraude significaría que la XNE tendría que anular hasta 200.000 votos, lo que le habría dado el triunfo, para lo cual estaba prevista la entrega de sobornos que fueron denunciados por un militar retirado.

La XNE es uno de los tres órganos electorales que tiene el Perú, y se encarga de desestimar las impugnaciones de Fujimori, quien de cara a una segunda vuelta de elecciones con final adverso lanzó acusaciones de fraude generalizado que la XNE está rechazando. No aceptar ninguno de los recursos de la Fuerza Popular por falta de pruebas..

En medio de los llamamientos golpistas, la candidatura de Fujimori ha desarrollado una estrategia legal para posponer el reconocimiento de Pedro Castillo como nuevo presidente de Perú tras ganar por 44.000 votos, a expensas de la tensión y la deslegitimación de las instituciones estatales cuando la próxima semana será un mes de los votos. celebrada el 6 de junio.

El apoyo de los grandes despachos de abogados y de la derecha política, que se niega a reconocer la victoria de Castillo, no impide que los tribunales desestimen las nuevas demandas. Esta semana el Tribunal Constitucional Transitorio 2 de Lima rechazó una solicitud de repetición de la segunda vuelta electoral por fraude. «No hubo irregularidades en el proceso», concluyó.

Previous

Siria pide a Estados Unidos que «ponga fin a los ataques»

Ha llegado el día, el Consejo de Ministros aprueba la Ley Trans

Next

Deja un comentario