Costa y Martins se acusan mutuamente del fin del artilugio y la crisis política

| |

El formato de este tipo de debate, que dura menos de media hora, no permite profundizar en temas de profundidad y sin embargo sirve para subrayar las diferencias con las que ya se ha llegado. El primer ministro en ejercicio acusó a la dirección del BE de ser irresponsable: “En octubre de 2020, el Bloque rompió con el PS, el PCP y la ENP. [partido dos Verdes, que concorre coaligado cos comunistas]. No fue una actitud responsable». Costa también criticó que esta decisión se haya tomado en el «pico de la pandemia, cuando aún no había vacunas contra el Covid-19».

Martins respondió recordando que el BE mantuvo su apoyo al Gobierno para aprobar los múltiples estados de emergencia, así como el Presupuesto Complementario 2020. de los Presupuestos Generales del Estado de 2022 (OE22) ha sido provocado por el cambio de comportamiento del PS durante la legislatura, concretamente en los últimos dos años de «intransigencia» en las negociaciones por parte del Gobierno.

En ese sentido, el Bloque criticó que la legislación laboral de la época de los troica ─la protección económica impuesta por un severo programa de austeridad, entre 2011 y 2014, a cambio de los 78.000 millones de euros prestados por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) ─, algo que según Martins es un guiño al electorado conservador para el PS para lograr la mayoría absoluta arelada. «Este deseo de mayoría absoluta ha sido un obstáculo, pero creo que todos saben que no la vamos a tener», dijo.

Costa resumió las acusaciones de «irresponsabilidad» de BE, argumentando en primer lugar que «hay dos Bloques, el que sale en campaña, que es mucha miel, y el que está en la Asamblea de la República, que está llena de hiel». Y más adelante: “La dirección de BE se cansó de ser parte de la solución y quiere volver a ser un partido de protesta”, en referencia a la financiación adicional para Sanidad que, por ejemplo, recogía la propuesta de OE22. More Martins recordó que la cantidad de médicos prometidos era la misma antes de la pandemia que ahora, y que «gastamos 150 millones para contratar trabajadores [temporais, por obra e servizo] para emergencias».

Costa también reprochó a Martins, citando partes del programa BE, que su partido «proponga la emisión de deuda pública para llevar a cabo la nacionalización de ANA, EDP, REN, CTT y Galp», algo que según el socialista supondría «agravar la deuda pública en un 14,5% para hacer una bravata ideológica». «Quizás el PS piensa que es normal que el estado chino esté a cargo de la energía en Portugal o CTT [oficinas de servizo postal] completamente destruidos», replicó el líder de BE.

Triunfo cara a cara

Para el Público ─tradicionalmente cercano al PS─ “Ganó Costa, perdió Catarina”, según la crónica del debate firmada por su jefa de redacción, Ana Sá Lopes. “António Costa no se le apareció a Catarina Martins con la misma furia con la que enfrentó (y noqueó) a Jerónimo de Sousa en el frente preelectoral. Este oponente vino a matar, aunque con más cortesía que lo había hecho con el otro ex. -socio, y Catarina estaba en la defensa cuando Costa acusó al Bloco de haber fallado ya en el Presupuesto 2021”, recoge este diario.

Mientras en esquerda.net ─el portal informativo BE─ recogió en Twitter diversas opiniones de los televidentes para escribir la crónica del debate. Así, resumen: «El primer ministro ha traído un nuevo soundbite [«mensaxe político pegadizo», en referencia á frase sobre ‘o mel e o fel’] y las viejas acusaciones sobre el voto de la izquierda contra los Presupuestos del PS. Catarina Martins fue ‘incisiva’ y ‘eficaz’, destacando los temas que marcaron la diferencia».

Previous

La Copa África vive un escándalo sin precedentes en la historia del fútbol

Xavi logra que los culés recuperen el orgullo en un clásico

Next

Deja un comentario