Condenan la complicidad de la UE en el «horror» de los migrantes enviados a Libia

| |

La Unión Europea (UE) es «cómplice» de las «horribles violaciones» contra los migrantes enviados a Libia después de ser atrapados en las aguas del Mediterráneo, dijo Amnistía Internacional (AI) en un informe el jueves (15 de julio).

«Violaciones atroces [dos dereitos humanos], incluida la violencia sexual contra hombres, mujeres y niños ”son comunes, advierte la entidad, que revela que solo a fines de junio más de 6.000 migrantes fueron trasladados a estos campamentos.

La situación presentada en el documento, basada en entrevistas a 53 personas de entre 14 y 50 años, en su mayoría de Nigeria, Somalia y Siria, es corroborada por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. May advirtió que “Los migrantes devueltos a Libia corren riesgo de muerte de manera sistemática y rutinaria., desapariciones, detenciones, torturas, malos tratos, violencia sexista y explotación ”.

Esto no es una anomalía trágica, dice la institución de la ONU, sino «la consecuencia de decisiones y prácticas políticas concretas implementadas por las autoridades libias y los Estados miembros e instituciones de la Unión Europea, así como por otros actores».

En los primeros seis meses de 2021, 15.000 personas fueron interceptadas en el Mediterráneo y trasladadas a la costa libia. En estos centros se denuncian agresiones sexuales a niños y hombres, pero especialmente a mujeres, señala AI, que denunció que los guardias de estos centros las violaron a cambio de necesidades básicas como agua, o su liberación.

La responsabilidad de la Unión Europea

Desde la caída de Muammar el Gaddafi, Libia ha sido un estado con varias facciones en conflicto permanente para tomar el poder. Esto no le impidió recibir millones de euros de la UE en general, y de Italia en particular, “por evitar que los migrantes y refugiados crucen el Mediterráneo hacia Europa”, Financiación y formación de los guardacostas libios, dice AI.

En 2012, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a Italia por enviar refugiados capturados en alta mar a Libia porque estaban «expuestos al riesgo de sufrir malos tratos en Libia y repatriación a Somalia o Eritrea», pero el fallo no los impidió. .Las prácticas continuarán.

La UE «ha optado por invertir millones de euros en la seguridad, exteriorización de fronteras y en la cooperación con terceros países condicionados al control de la inmigración», y así evitar tener que asumir su responsabilidad en la gestión de sus fronteras, destaca el Comité para la Abolición de las deudas ilegítimas ( Cadtm), con sede en Bélgica.

Esta estrategia comenzó en 2014 con la creación de la Operación Triton por parte de Frontex, la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, que incorporó acuerdos con estados como Turquía, Libia o Marruecos para controlar el paso de migrantes y convertirlos en sus centros de detención y deportación hacia sus países de origen, incluso “la ayuda pública al desarrollo se desvía para estos fines”, denuncia la Cadtm.

Tres años después, con la intención de evitar que los agentes de Frontex tengan que realizar detenciones en el Mediterráneo, la cumbre de presidentes de la UE celebrada en La Valeta (Malta) acordó una inversión de 131 millones de euros para equipar a los guardacostas libios y frenar la ola de migrantes. en dirección al club comunitario.

La UE reconoce que los acuerdos con el denominado Gobierno de Unidad Nacional ascienden a 408 millones de euros procedentes del Fondo Fiduciario de Emergencia para África.

Esto significó una reducción inmediata en el número de cruces a través del Canal de Sicilia, de 100.000 en 2016 a 21.000 en 2017, pero a expensas, entre otros, del “comportamiento imprudente, negligente e ilegítimo de los guardacostas libios en el mar y los derechos humanos sistemáticos violaciones en los centros de detención ”, dijo Diana Eltahawy, investigadora de AI, lo que agrega aún más riesgo y violencia a la migración a Europa.

La Organización Internacional para las Migraciones, dependiente de la ONU, ha informado de 12.372 muertes en el Mediterráneo desde 2014. En lo que va de 2021, 929 personas han perdido la vida.

Frontex, una agencia cuestionada

Aunque la derecha y la extrema derecha han impedido la desaprobación del director de la agencia, Fabrice Leggeri, el informe aprobado ayer en la Comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo muestra que Frontex permite violaciones de derechos humanos en las fronteras de la UE, ignorando la acción estatal de miembros como Hungría, Croacia o Grecia.

Además, revela una evaluación interna de la agencia en la que indicó que no podía descartarse su participación directa en algunos de estos casos, en su mayoría deportaciones sin el debido proceso y expulsiones forzadas.

Para los parlamentarios que redactaron el documento, en el que la derecha y la extrema derecha impidieron la inclusión de las declaraciones de las víctimas y la organización sobre el terreno, la falta de preocupación de Frontex por estos temas genera más de veinte puestos vacantes para el seguimiento de los derechos humanos.

Más de 600.000 personas desplazadas

170.000 desplazados internos, más de 50.000 solicitudes de asilo y 600.000 personas que han pasado por Libia son el resultado del conflicto y la violencia, informa ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados.

Como alternativa a la situación actual, AI propone en su estudio Nadie vendrá a buscarte. Retorno forzoso del mar a la detención abusiva en Libia, que, además de romper sus acuerdos sobre migración y control fronterizo con Libia, la UE debe abrir corredores migratorios legales, para proteger y reasentar a las personas que huyen de Libia y los conflictos en el medio ambiente.

Previous

Condenó al Estado español por no perseguir la muerte de José Couso

Ya hay 62 estructuras palestinas demolidas en Jerusalén Este en 2021

Next

Deja un comentario