Comienza la épica y lírica vacunación cubana

| |

Con tan solo 15 años, José Martí escribió Abdala, un poema épico de resistencia a un poder invasor, ambientado en la histórica región de Nubia. “Líder noble: viene a nuestro pueblo; conquistador feroz: amenaza tonta; si resistimos su fuerza y ​​poder”, son los tres primeros versos.

La historia de Cuba es una historia de resistencia. Martí, que además de poeta fue militante independentista, héroe de la guerra contra la ocupación española, encarna ese espíritu que sigue vivo hoy frente a otra potencia imperial, la más grande del mundo en el siglo pasado. .

Con sólo 90 millas de distancia -las famosas 90 millas, unos 145 km- de Estados Unidos, un país que mantiene un bloqueo económico en la isla durante seis décadas, Cuba ha podido desarrollar y desarrollar, no una, sino dos vacunas. contra Covid-19 por sus propios medios (además de otros tres en estudio).

Un nacimiento épico, en consonancia con las reconocidas capacidades del sector biofarmacéutico cubano, bautizado en consecuencia: Soberano 02 ─el nombre se explica por sí mismo─ y Abdala, como el poema de 1869. Las dos, “vacunas conjugadas” de antígeno y proteína virus .

Orgullo sanitario

Bajo estrictas medidas de seguridad, organización, rigor y disciplina, se lleva a cabo la intervención sanitaria aprobada por el Ministerio de Salud Pública para aplicar la vacuna candidata Abdala a colectivos y territorios en riesgo, con prioridad para los trabajadores de este sector y para los estudiantes de medicina. en el campo. “.

De esta forma el diario oficial informó Granma, en la noche del miércoles (mañana gallega de ayer), inicio esta semana del proceso de vacunación en Cuba.

Cuarta feria que, no por casualidad, coincidió con el Día Internacional de la Enfermería. El Gobierno, inclinado a conmemorar las fechas simbólicas desde el triunfo de la Revolución de 1959, no faltó al aniversario para centrarse en ese aspecto que más llena a la sociedad cubana interna e internacionalmente.

“Por fin mi brazo robusto es poderoso; puede blandir la tosca cimitarra; y mi noble corcel puede volar ahora; ¡ligero entre el fragor de la batalla!”, Grita el héroe Abdala, dispuesto a combatir al invasor, no un poema de Martí. Y blandiendo las jeringas con la vacuna Abdala, listos para combatir el Covid, los profesionales médicos cubanos iniciaron el proceso de inoculación con el objetivo de llegar al 70% de la población a partir de agosto.

Según el cronograma anunciado por el ministro de Salud, José Angel Portal, en el Televisión Cubana, el arranque será moderado este mes de mayo, con un objetivo del 0,82%. La campaña, dirigida principalmente a poblaciones en riesgo (mayores de 60 años), se denomina “intervención de salud pública”, ya que aún no se han completado los ensayos clínicos de las dos vacunas candidatas.

Ensayos inconclusos

La decisión del Gobierno de promover la inoculación es idéntica a la adoptada por Rusia, China y la India, donde los reguladores nacionales han dado luz verde a las campañas de vacunación masiva antes de que se complete la Fase 3 de los ensayos clínicos. Esta fase asegura la eficacia y seguridad de los medicamentos en una población mucho mayor que las dos anteriores.

El 1 de mayo, según informó en su cuenta de Twitter el Grupo Empresarial BiocubaFarma, se completó la aplicación de la tercera y última dosis correspondiente a la Fase III del ensayo clínico Abdala en las provincias de Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo a 48.000 voluntarios.

Las autoridades médicas planean autorizar el “uso de emergencia” en junio, la misma designación dada en la UE para las vacunas autorizadas, para Abdala y Sovereign 2.

Según Portal, los blancos voladores en el ascenso a la cumbre del 70% de agosto contemplan haberse inoculado ─con las tres dosis que requieren cada una de las dos vacunas, que se pueden combinar─ el 22,6% de la población en junio y el 33,5% de la población. % en julio. El mayor salto, por tanto, será en el último mes cuando se obtenga esa autorización final.

Repunta récord

El impacto actual de Covid-19 en la isla, con el peor brote desde el inicio de la pandemia, ha traído fechas límite a principios de esta semana después de que la comunidad científica de la isla dijera que los beneficios de iniciar la vacunación superan los riesgos, ya que Abdala “demostró ser seguro y eficaz en la generación de anticuerpos “.

Con 11,2 millones de habitantes, Cuba tiene un total de 120.561 contagios y 778 defunciones. En abril, hubo 17.362 casos, 12 veces más que en diciembre.

La flexibilización de las restricciones a los visitantes desde noviembre, la incursión de la cepa sudafricana y el laxo cumplimiento de las medidas de distanciamiento físico y el uso de la máscara entre la población han provocado un repunte. El miércoles pasado, Cuba registró 1.207 contagios, una cifra récord.

Previous

El Ministerio de Salud prioriza las vacunas Pfizer o Modern para …

Cerca de 50 policías fueron acusados ​​de violencia 1-O

Next

Deja un comentario