Cerca de 50 policías fueron acusados ​​de violencia 1-O

| |

Las 27 demandas abiertas contra unos 50 policías, acusados ​​de causar lesiones en casi 30 colegios electorales contra los ciudadanos que participaron en la votación del referéndum de autodeterminación celebrado en Cataluña el 1 de octubre de 2017, continúan su curso tras la decisión del Tribunal Superior de Barcelona de rechazar la solicitud de la Fiscalía de cerrar la mayoría de los casos.

Esta cuestión Implica que, como mínimo, serán juzgados por un delito contra la integridad moral., condenado a un máximo de dos años de prisión, según el juez de instrucción Francesc Miralles, titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona.

Miralles reconoce que 300 registros médicos muestran que los agentes de la policía causaron “sufrimiento físico y mental”, dijo. El Punt Avui. En este punto, el juez de instrucción debe decidir si los lleva a juicio en una sola pieza o por separado.

El Juzgado de la Sección Tercera del Juzgado de Barcelona, ​​formado por las magistradas Myriam Linage, María Carmen Martínez y Carmen Guil, concluye que existe prueba criminal en contra de los agentes, respalda la labor de Miralles y critica los esfuerzos de la Fiscalía para obstaculizar el desarrollo de los casos.

También se encuentra “sorprendido principalmente por el desconocimiento de la Fiscalía” sobre la legislación española, solicitando a la Fiscalía que presente los cargos con base en la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 1-O, que establece que la policía utilizó la fuerza para cumplir con la orden judicial de detener referéndum.

La respuesta de la Audiencia provincial determinó que cada corte y tribunal son independientes siempre que no se juzgue a la misma persona por los mismos hechos y otras sentencias judiciales no afecten el caso.

La solicitud de la fiscalía era reducir el número de juicios a cinco casos por faltas leves y dos por graves, que incluiría la pieza de Roger Español, a quien le vaciaron un ojo con una pelota de goma disparada por la policía. Mientras tanto, español es acusado de agredir a la autoridad.

Casi un millar de heridos a manos de Policía y Guardia Civil durante el referéndum

La acción policial del 1 de octubre de 2017 dejó casi mil personas heridas. La Audiencia Nacional, en la sentencia en la que absolvió a Josep Lluís Trapero, titular de los Mossos d’Esquadra, elogió el comportamiento de la Policía Catalana durante el dispositivo, “dirigido a minimizar los daños”, a diferencia de la realización de operativos organizados por Policía y Guardia Civil.

Hace unos días trascendió que el mismo Tribunal Superior de Barcelona se negó a imputar al alto mando policial por violencia al intentar evitar el referéndum para no convertir el juicio en una “causa general” contra la Policía y la Guardia Civil. pero reconoció que “hay imágenes de ese día absolutamente lamentables e injustificables”, también asume en la resolución que “es innegable que en algunos casos la actuación de determinados agentes no estuvo justificada y podría constituir un delito”.

Previous

Comienza la épica y lírica vacunación cubana

“Ni balas, ni hambre, ni covid”, grita el ciudadano negro ante el racismo policial

Next

Deja un comentario